“Creo que uno de los próximos grandes movimientos de Dios será a través de los creyentes en el ámbito laboral”. Esta cita del fundador Billy Graham resume el propósito del encuentro más reciente organizado por el Movimiento de Lausana, el Foro Mundial del Trabajo (FMT2019), que tuvo lugar en Greenhills Christian Fellowship, en Manila, Filipinas.

Noventa mil horas. Es el tiempo promedio que una persona pasa trabajando en su vida. Como esto representa algo así como un tercio de la vida de una persona, la presencia cristiana en el trabajo aparece como la oportunidad más natural y al mismo tiempo más desatendida para evangelizar al mundo.

“Para cumplir la Gran Comisión, cada creyente necesita ser un ministro, y cada ámbito laboral, un lugar de ministerio”, dijo el obispo Efraim Tendero, de la Alianza Evangélica Mundial (AEM), al dar la bienvenida a los participantes del foro a Manila.

“La Gran Comisión nunca puede ser cumplida solo por pastores y misioneros”, dijo Michael Oh, Director Ejecutivo Global/CEO del Movimiento de Lausana. Sin embargo, “la falsedad de una línea divisoria entre lo sagrado y lo secular ha permeado el pensamiento y la acción de la Iglesia” (El Compromiso de Ciudad del Cabo).

El Foro Mundial del Trabajo se apoya en los hombros del Compromisocuando declara: “Nombramos esta línea divisoria entre lo sagrado y lo secular como un obstáculo importante para la movilización de todo el pueblo de Dios en la misión de Dios, y hacemos un llamado a los cristianos de todo el mundo para que rechacen sus supuestos no bíblicos y resistan sus efectos dañinos”.

Bob Doll, Gerente Sénior de Cartera y Estratega Principal de Capital de Nuveen Asset Management y Presidente de la Junta Directiva de Lausana, dijo: “Los líderes del ámbito laboral deben acompañar a los pastores y al sector sin fines de lucro para hacer las cosas bien. Ninguno de esos grupos puede hacerlo solo”.

El FMT2019 llamó a los cristianos de todo el mundo a tomar distancia de una mentalidad que deja la fe y el trabajo en compartimentos separados en nuestra vida. “El ámbito laboral se está volviendo cada vez más abierto a la idea de llevar todo nuestro yo al trabajo, incluida la fe”, dijo David Miller, Director de la Iniciativa de Fe y Trabajo de la Universidad de Princeton.

Este encuentro fue el primero de su tipo en la historia de Lausana, donde la mayoría de los participantes —el 65 por ciento de los cerca de 900 participantes de 110 países— eran cristianos cuyo lugar de trabajo principal se encuentra fuera de las iglesias u organizaciones ministeriales. Representaban un panorama de la fuerza laboral mundial, desde trabajadores manuales hasta directores generales, empresarios e inversionistas, obreros de cuello azul, de cuello blanco, de cuello “rosa” y “sin cuello”, que trabajan como amas de casa o cuidadores en el lugar de trabajo a menudo invisible llamado hogar. Se incluyeron 200 participantes virtuales que interactuaron en línea con el programa y entre sí.

El cambio de mentalidad necesario incluye un cambio en la forma en que vemos el trabajo, ni de manera idolátrica ni simplemente utilitaria. Pero el trabajo como adoración abarca el llamado diario a amar a nuestros prójimos en nuestros lugares de trabajo específicos. Podríamos hacernos eco de la pregunta del abogado en las Escrituras: “¿Y quién es mi prójimo?”. Mats Tunehag, Catalizador de Lausana para los Negocios como Misión, nos recordó que, cuando hacemos negocios, impactamos a muchos prójimos que nos rodean: nuestra familia, compañeros de trabajo, clientes, proveedores, accionistas, autoridades fiscales e incluso nuestros competidores.

El trabajo como adoración también habla de nuestro llamado como cocreadores y agentes de la misión transformadora de Dios, con una visión macro del impacto del reino en cada esfera de la sociedad. “Dios ha creado esta tierra con todo lo que necesitamos, pero ahora nos está pidiendo que nos unamos a él en este proceso de creación. Somos, de alguna manera, cocreadores con Dios. Cuando pensamos en el trabajo de este modo, adquiere un sentido diferente que administrar algo que ya está ahí. Se nos ha confiado hacer avanzar la creación de Dios”, dijo Andy Mills, Presidente Ejecutivo y Codirector Ejecutivo de Archegos Capital Management.

Pero para advertirnos acerca de una actitud triunfalista en nuestro llamado al trabajo sagrado que vemos en Génesis 2, Jeff Haanen, Director Ejecutivo y Fundador del Instituto de Fe y Trabajo de Denver, nos recordó que veamos también la condición rota del trabajo después de la Caída en Génesis. 3. Nos recordó que dos tercios de la fuerza laboral del mundo no están formados por profesionales que ven el trabajo como “hacer lo que a uno le gusta”, sino por la clase trabajadora que ve su condición rota.

Escuchamos acerca del lado oscuro del trabajo de boca de Edielyn Beltrán, ex trabajadora doméstica filipina en Qatar, donde trabajaba 17 horas al día, sin días libres, hasta que pudo huir 11 meses después. Pranitha Timothy, Catalizadora de Lausana para Libertad y Justicia, también advirtió: “La fuerza laboral mundial podría ser la principal razón para que nuestros niños sean vulnerables al abuso”.

Las complejidades del trabajo en todo el mundo fueron reconocidas en charlas que consideraron cómo el lugar de trabajo se entrecruza con temas como la salud, la pobreza, la injusticia económica, el empoderamiento de las mujeres, la trata de personas, los niños en situación de riesgo, la urbanización, la inteligencia artificial y más. Se presentaron estudios de casos de transformación por medio del evangelio a través de ámbitos laborales y empresas en todo el mundo. Los participantes interactuaron en grupos de mesas, trabajaron juntos en espacios creativos de colaboración llamados laboratorios, y asistieron a seminarios, encuentros regionales y visitas vivenciales a empresas y organizaciones de Manila.

El Foro Mundial del Trabajo tuvo por objeto dinamizar el movimiento mundial en el ámbito laboral y facilitar la creación de una plataforma para que se produzcan nuevas conexiones. En la aplicación Connector de Lausana, se registraron 20 mil nuevas conexiones entre participantes solo durante el FMT. Connector servirá como una herramienta permanente para apoyar estas conexiones y para que continúen más allá del encuentro, y se integrará con otros encuentros en todo el Movimiento.

El otro resultado esperado es involucrar a la iglesia mundial en el ministerio del ambiente laboral para dirigir su atención a este eslabón perdido en la misión mundial. Por esta razón, el contenido del FMT2019 no será solo para los participantes. El sitio web de Lausana alojará un creciente volumen de recursos y herramientas en lausanne.org/gwf que estarán disponible para todos.

Ferramentas e Recursos do FMT2019

Print Friendly, PDF & Email