Análisis Mundial de Lausana

Noviembre 2013 · Volumen 2 / Número 5

Bienvenido al número de noviembre de Lausanne Análisis Global

Bienvenido al número de noviembre de Lausanne Análisis Global. Bien esté planeando leer los artículos completos o únicamente los resúmenes del Comité Ejecutivo, esperamos que este número le resulte estimulante y útil. Nuestra aspiración es la de proporcionar un análisis estratégico y creíble, información e introspección, para que como líder esté mejor equipado para la tarea a de la evangelización mundial. Es nuestro deseo que el análisis de las tendencias actuales y futuras y su desarrollo le ayude a usted y a su equipo a tomar mejores decisiones sobre la administración de aquello que el Señor ha confiado a su cuidado.

Print Friendly, PDF & Email

En este número abordamos varios temas. El análisis del resultado del decisivo Foro de líderes cristianos asiáticos celebrado en Seúl en junio, y los Negocios como Misión (BAM), uno de los temas del Foro de Liderazgo Global celebrado en Bangalore la semana pasada. También exploramos un tema relacionado con BAM, el de la administración y justicia en la forma en la que nos comportamos como consumidores. Continuamos nuestro artículo de marzo sobre las distintas tendencias ideológicas en China y las respuestas cristianas a ellas, analizando el resultado de una conferencia reciente sobre el tema. En último lugar, pero no de menor importancia, examinamos el pronóstico y las muchas oportunidades para los cristianos de Oriente Medio en medio de los disturbios y la persecución actual.

“El Foro de Líderes de la Iglesia de Asia (ACLF), celebrado en Seúl en junio de 2013, parece en principio una conferencia internacional más”, escribe Esra Jin. “Sin embargo, para los representantes de las iglesias en casas de China, fue una conferencia de largo alcance. El profundo pesar de los representantes chinos por no haber podido asistir al III Congreso de Lausana en Ciudad del Cabo en 2010, se vio grandemente aliviado”. ACLF proporcionó también consuelo y unidad para los representantes chinos que “se sintieron aceptados e incluidos por la familia global”. El impacto de ACLF se dejará sentir en varias áreas, de las que no es desdeñable su “Visión 2030”, que proporciona una dirección clara y específica para la iglesia en China, movilizando recursos y pasión por la misión mundial.

La erupción de revueltas en todo Oriente Medio durante los dos últimos años ha desatado un proceso de cambio que llevará generaciones desarrollar”, señala Wafik Wahba. El principal beneficiario de este cambio fueron los Hermanos Muslmanes. Sin embargo, el programa islamista ha quedado expuesto tal y como es. Mientras tanto, en los últimos veinte años, ha habido un ‘importante aumento en el número de musulmanes que vienen a Cristo”. Se calcula que hoy en día se pueden encontrar unos cinco millones de cristianos de origen musulmán en casi todos los países de la región. Hacen frente a una severa persecución. “Sin embargo, su perseverancia y fidelidad son un testimonio destacado del Evangelio”. Los cristianos de Oriente Medio puede que hagan frente a más persecución. Y la iglesia se hará más fuerte y valiente en su testimonio. La iglesia global debe estar activa en la oración y el apoyo sus hermanos y hermanas que durante siglos han mantenido viva la llama de la fe en medio de los tumultos y la persecución.

Negocios como Misión, BAM, es un término nuevo, pero el concepto latente no lo es, escribe Mats Tunehag. Es un redescubrimiento de las verdades y prácticas bíblicas. Nuestro primer mandato dado por Dios, es el mandato de la creación (Génesis 1-3). Esto implica ser creativos en los negocios, crear riqueza. “Como cristianos a menudo nos fijamos más en la distribución de la riqueza, pero no hay riqueza que distribuir a menos que haya sido creada”. Debemos afirmar y animar a los hombres de negocios para que ejerzan su vocación con profesionalidad, excelencia e integridad. BAM es un movimiento de cristianos global en el mercado, pequeño pero en auge, que busca servir a Dios y al bien común a través de los negocios. BAM trata de la transformación social que implica edificar la economía formal. “Es una cuestión intergeneracional, como otros movimientos de transformación social. Queremos crear unas bases y servir a nuestra generación de tal forma que sea una bendición para muchas generaciones venideras” concluye Tunehag.

Nuestras casas, lugares de trabajo, tiendas y mercados están llenos de artículos hechos en todo el mundo. Sin embargo, a menudo no pensamos en los individuos que fabrican lo que nosotros compramos. “Dado que nuestro mundo es global, tenemos la oportunidad de preocuparnos por personas que viven más allá de nuestras fronteras mediante el cuidado de nuestra compra diaria, simplemente siendo conscientes de las condiciones en las que trabajan y haciendo compras que ayuden a los que están implicados en sus elaboración”, señala Carrie Ngangnang. Diezmar de nuestros ingresos a Dios es un modo de expresar gratitud y reconocimiento de que todo lo que tenemos son bendiciones que vienen de Él. Pero con frecuencia no nos planteamos cómo gastamos el 90% restante, que es también una cuestión de administración. Organizaciones como  “Trade as One” y Food for the Hungry” animan  a los consumidores a gastar de forma que la compasión se extienda más allá de las fronteras. “Los seguidores de Jesús pueden participar en la obra de la restauración en todo el mundo y en la redención de la tierra y de la gente haciendo compras que procuren el cuidado de los demás a nivel global”, concluye Carrie Ngangnang.

En agosto de 2013, el VI Foro Chino de Teología sobre “Fe cristiana y tendencias ideológicas en la China contemporánea” en Oxford, reunió a un grupo significativo de académicos cristianos, confucionistas, izquierdistas y liberales de China y  de todo el globo. Tuvo dos notables consecuencias, señala Tom Harvey. En primer lugar, el Consenso de Oxford 2013, les compromete a trabajar juntos en el respeto mutuo y en la preocupación de abordar los retos que afronta China y el mundo entero. En segundo lugar, la conferencia puso de manifiesto la relevancia del cristianismo global cuando implica a investigadores académicos seculares para abordar cuestiones que impactan a la sociedad civil. “Esta conferencia representa un paso importante hacia el entendimiento de la relación entre fe cristiana, ideología y sociedad civil. También crea conexiones significativas entre académicos cristianos y no cristianos de relieve y líderes institucionales de China y de Occidente”, concluye Harvey.

Puede enviar cualquier pregunta y comentario sobre este número a [email protected]. El próximo número de Lausanne Análisis Global, saldrá en enero.

Print Friendly, PDF & Email

08 Nov 2013

Lausanne Global Analysis