Análisis Mundial de Lausana

Noviembre 2013 · Volumen 2 / Número 5

Fe cristiana y tendencias ideológicas actuales en China

Implicaciones del “Consenso de Oxford”

En agosto de 2013 en Oxford, Inglaterra, el VI Foro Anual para la Teología China sobre “Fe Cristiana y tendencias ideológicas en la China contemporánea”, reunió a un grupo importante de eruditos cristianos, confucionistas, izquierdistas y liberales de China y del mundo entero.

Print Friendly, PDF & Email

Obtuvieron dos notables conclusiones:

1.     “Consenso de Oxford 2013”

Eruditos cristianos, confucionistas, izquierdistas y liberales de China llegaron al Consenso de Oxford 2013. Aunque estos académicos representan orígenes ideológicos diferentes y con frecuencia antagonistas, el Consenso comprometió a líderes clave a trabajar juntos en el respeto mutuo y compartir la preocupación de abordar diversos retos a los que se enfrentan China y el mundo.

En suma, el Consenso, firmado por 28 eruditos, se hizo eco del espíritu de la conferencia: el compromiso académico al más alto nivel puede nutrir un entendimiento más profundo y una mayor apreciación de las diferentes posiciones ideológicas respecto de las preocupaciones comunes.

2.     Relevancia cristiana

La conferencia puso de manifiesto la relevancia del cristianismo global cuando implica a eruditos académicos seculares para abordar cuestiones que impactan a la sociedad civil. Este ámbito único, reunió a académicos cristianos y no cristianos para abordar cuestiones que rodean las tendencias ideológicas en China. (1) Generó compromisos relevantes y reveladores entre disciplinas académicas, como las perspectivas política, filosófica, y religiosa interconectadas. De hecho, fue adecuado que en la conferencia el Centro para Estudios Misioneros de Oxford (OCMS) anunciara su nuevo empeño por desarrollar un nuevo centro de investigación en Oxford dedicado al estudio global del cristianismo y su impacto en la sociedad civil.

¿Por qué es importante?

La conferencia y sus conclusiones están siendo ya difundidas ampliamente en China. Informes generados desde varias perspectivas ideológicas han expresado su aprobación general del Consenso. Incluso algunos han señalado que el hecho de celebrar la conferencia en Oxford, le dio un peso específico y la oportunidad de discutir cuestiones con académicos de Asia, Norteamérica y Europa abiertamente.

La preocupación previa a la conferencia de que reunir a académicos seculares y religiosos para discutir sobre la fe e ideología en China creara fricciones y reprimiera un discurso fructífero, demostró ser infundada. De hecho ocurrió justo lo contrario. Su naturaleza interdisciplinar realzó el diálogo que dio lugar al Consenso.

Es de gran importancia el hecho de que esta conferencia representa un paso importante hacia el entendimiento de la relación entre fe cristiana, ideología y sociedad civil:

  • Sirve para sacar a la superficie puntos de tensión entre varias perspectivas ideológicas sobre China y el cristianismo. Esto ayuda a los académicos chinos a entender y afrontar estos problemas.
  • Precisamente por ser una conferencia académica, supuso una investigación en busca de claridad y consenso y por tanto no fue interpretada por los delegados como una intromisión inadecuada en las cuestiones internas de China. El tenor académico de la conferencia llevó a una cuidadosa escucha, respuesta, diálogo, reconocimiento de las diferencias y un potencial consenso.

Pronóstico

La conferencia creó conexiones significativas entre académicos cristianos y no cristianos de relieve y líderes institucionales de China y de Occidente. Esto abre una vía a los investigadores chinos para el seguimiento las cuestiones surgidas en las conferencia. Construye y fortalece lazos entre líderes cristianos académicos e instituciones misioneras con representantes de 11 centros globales de investigación, 29 universidades chinas, asiáticas, europeas y norteamericanas  y 12 representantes de ONGs y ministerios cristianos asistentes.

Implicaciones

Aunque no sin riesgo, supuso algo novedoso y fructífero reunir a chinos cristianos y no cristianos con eruditos occidentales en una conferencia común para plantear puntos de vista sobre el cristianismo y la ideología en China. La recepción favorable que recibió este planteamiento por parte de los delegados no cristianos, debe sugerir que se está avanzando a la hora de fomentar el entendimiento, la apreciación e incluso alguna mejoría en la tensión entre cristianismo y sus críticos religiosos y seculares. Proporciona un avance alternativo para que la fe instruida y las perspectivas seculares aborden la cuestión de la fe cristiana en China fuera de los marcos tradicionales de la religión institucional que se ven, demasiado a menudo, cargados de impedimentos burocráticos y diplomáticos.

Referéncias

(1) Véase el artículo de Tom Harvey y David Ro titulado: “Tendencias ideológicas actuales en China: ¿Cómo debe responder la iglesia?” en el número de Marzo de 2013 de Lausanne Análisis Global http://www.lausanne.org/en/documents/global-analysis/2013-03.html.

Print Friendly, PDF & Email

07 Nov 2013

Lausanne Global Analysis