Análisis Mundial de Lausana

Noviembre 2013 · Volumen 2 / Número 5

Negocios como Misión

(Business as Mission) BAM

Negocios como Misión (Business as Mission) BAM, es un término nuevo, pero el concepto subyacente, no lo es. Negocios como misión no es un nuevo descubrimiento, sino un redescubrimiento de verdades y prácticas bíblicas.

Print Friendly, PDF & Email

Nuestro primer mandato dado por Dios es el mandato de la creación. Génesis 1-3: debemos ser creativos y crear buenas cosas, para nosotros y para los demás, siendo buenos administradores de todas las cosas que se nos han confiado, incluso en el plano físico. Esto incluye la creatividad en los negocios, es decir, crear riqueza. La creación de riqueza es un talento dado por Dios: “18 Mas acuérdate del Señor tu Dios, porque Él es el que te da poder para hacer riquezas…“ (Deuteronomio 8:18). Como cristianos, a menudo nos fijamos más en la distribución de la riqueza, pero no hay riqueza que distribuir a menos que haya sido creada.

Dios llama y equipa a algunas personas para los negocios. Debemos reafirmar y animar a los hombres de negocios a ejercitar su vocación con profesionalidad, excelencia e integridad. Martin Lutero lo expresaba así:

“Un zapatero, herrero, granjero, cada uno tiene el trabajo y el oficio de su negocio, y ellos son también sacerdotes y obispos consagrados, y cada uno por medio de su trabajo y oficio debe beneficiar y servir a todos los demás, para que de esta forma muchos tipos de trabajo se hagan para el bienestar físico y espiritual de la comunidad, como todos los miembros del cuerpo se sirven unos a otros.”

O como afirma el Manifiesto de BAM, del documento de Lausanne sobre BAM de 2004:

“Hacemos un llamamiento a la Iglesia de todo el mundo a que se identifique, afirme, ore, envíe y mande a hombres de negocios y empresarios a ejercer sus dones y vocaciones como hombres de negocios en el mundo, entre todos los pueblos y hasta los confines de la tierra.

Hacemos un llamamiento a los hombres de negocios globalmente a recibir esta afirmación, y plantearse cómo deben usarse estos dones y experiencia para ayudar a cubrir las necesidades físicas y espirituales más apremiantes el mundo a través de Negocios como Misión.”

Negocio es más que…

Si los negocios sólo consistieran en maximizar el beneficio, sería aceptable participar en el tráfico de seres humanos, que comporta un riesgo relativamente bajo (pocos traficantes son capturados y castigados) y reporta unos beneficios relativamente altos. Si la creación de empleos fuera el único fin de un negocio, se podría hablar de la Mafia por los empleos que origina.

Los negocios necesitan tener beneficios para sobrevivir pero también deben mirar más allá. El Papa Juan Pablo II escribió: “El objeto de una firma comercial no es sólo obtener beneficios; se debe encontrar en su existencia una comunidad de personas que de varias formas se están esforzando por satisfacer sus necesidades básicas y que forman un grupo particular al servicio de toda la sociedad”.

BAM  y un desafío ante nosotros

Un punto clave para muchos participantes del movimiento BAM global, es el mundo árabe y Asia, porque hay una concentración de muchas necesidades en estas regiones:

  • El nombre de Jesús apenas se oye en el mundo musulmán, hindú o budista.
  • Son las regiones donde están los más pobres del mundo.
  • El desempleo o infra-empleo va del 30% al 80% en muchos de estos países.
  • Estas regiones tienen el crecimiento de población más rápido, cientos de miles de jóvenes llegando al mercado laboral en busca de empleo.
  • Son asimismo áreas a menudo de alto riesgo por los traficantes y la prostitución. El desempleo hace a la gente vulnerable.

Un común denominador en los puntos de arriba son los empleos: hay una gran necesidad de empleos dignos. BAM es una estrategia para atajar estos problemas y mostrar el Reino de Dios. BAM es un movimiento creciente global de cristianos en el lugar de trabajo que buscan servir a Dios y el bien común a través de los negocios.

Se necestitan 1.8 millones de millones de empleos

Hay una escasez global de unos 1,8 millones de millones de puestos de trabajo dignos, según JIm Clifton, consejero delegado de Gallup. Mucha gente vive y trabaja en el sector de los trabajos informales o inseguros, que a menudo se llena de actividades de supervivencia en forma de negocios de subsistencia. La mayoría espera obtener un trabajo formal, pero muchos tienen pocas o ninguna perspectiva de encontrarlo. El problema es creciente, el desafío es enorme y global. ¿Qué debemos hacer?

Las limosnas no dan dignidad- los empleos sí.

La ayuda humanitaria puede facilitar los problemas temporalmente pero no puede crear 1,8 millones de millones de nuevos empleos. Sabemos, por ejemplo, que la ayuda no ha sacado a África de la pobreza, como la economista internacional DAmbisa Moyo ha demostrado claramente en su libro Dead Aid (Ayuda muerta).

Los programas de Micro-créditos pueden ayudar, pero tienden a construir una economía informal y por tanto se corre el riesgo de cimentar a la gente y las naciones en la pobreza

BAM se ocupa de la transformación social, lo que implica edificar una economía formal. La columna vertebral de los países desarrollados son las pequeñas o medianas empresas PYMES. Las PYMES también dirigen la creación de empleo en los países desarrollados. Por ejemplo, más del 80% de los empleos africanos son creados por la PYMES, según informes del Banco Mundial; sin embargo estos negocios a menudo no son tenidos en cuenta por las agencias de ayuda tradicionales.

Transformación Social

Ha habido movimientos de transformación social a lo largo de la historia. Líderes clave como Lutero, Calvino, Knox y Zwinglio, catalizaron la reforma protestante. Hace aproximadamente 200 años, William Wilberforce y otros fueron punta de lanza del movimiento por abolición de la esclavitud y del mercado de esclavos. El movimiento por los derechos civiles en EEUU consiguió cambios significativos y Martin Luther King fue un líder audaz.

La transformación social implica cambios buenos y duraderos. No se trata de conseguir la perfección; siempre habrá lugar para mejorar. Mirando a los movimientos de transformación social, uno puede observar algunos temas y denominadores comunes. Tales movimientos:

  • empezaron como una pequeña minoría;
  • compartieron una visión;
  • abarcaron valores comunes;
  • conectaron unos con otros;
  • construyeron una masa crítica y
  • tuvieron un tenacidad encomiable.

BAM es otro movimiento para la transformación social. Hoy en día no hay un movimiento BAM global; no existía hace 20 años. Había expresiones de BAM entonces e incluso mucho antes. Sin embargo, ahora hay una cohesión y conexión global sin precedentes. BAM comparte los temas comunes señalados antes:

Pequeña minoría y valores comunes

El movimiento BAM es todavía pequeño (una minoría), pero su visión y valores son cada vez más compartidos por todo el mundo. (El documento Lausana sobre BAM 2004 trata de los valores y bloques de construcción esenciales para BAM, especialmente en el capítulo 4 http://www.matstunehag.com/wpcontent/uploads/2011/04/BAM-LOP-June-05.pdf)

Visión compartida

  • El primer ideario global sobre BAM (2003-2004) y el documento Lausana sobre BAM (2004), ayudaron a catalizar un entendimiento global común del concepto.
  • Buscaba señalar cómo pueden los negocios:
  • servir a la gente;
  • alinearse con los planes de Dios;
  • ser buenos gestores del planeta; y
  • obtener beneficios.

Se suele hacer referencia a esto como el cuádruple punto de partida. Aspiramos a un impacto positivo económico, social, medioambiental y espiritual, que lleve a una transformación integral de las personas y las sociedades para mayor gloria de Dios. Nos preocupan especialmente los pueblos más pobres y menos evangelizados del mundo.

Conectados unos con otros

El 2º proceso de ideario (2011-2013) ha incrementado las conexiones, creando una conectividad global de personas clave en el eco-sistema BAM, con gente de todos los continentes.

El equipo pensante de BAM global tiene 30 grupos de trabajo nacionales, regionales e internacionales colaborando. Líderes de estos grupos y otros líderes BAM en general, unos 80 en total se reunieron en el Fórum de Líderes en abril en Tailandia, que se celebró justo después y tuvo 200 participantes.

Estos equipos pensantes e idearios BAM (2003-2004 y 2011-2013), procesos y reuniones, y el Congreso BAM, han sido instrumentales en la construcción de un movimiento BAM global, estableciendo una visión compartida, desarrollando valores comunes y facilitando un red global de profesionales y otros líderes clave en el eco-sistema BAM general.

Masa crítica

Sin una masa crítica de negocios BAM y PYMES etc., medibles, no podemos ver una transformación a un macro nivel en las ciudades, culturas y naciones. Una masa crítica, en el movimiento BAM, está aún por llegar, aunque en algunas áreas y países están surgiendo indicadores prometedores.

Tenacidad

BAM es una iniciativa intergeneracional, como otros movimientos de transformación social. BAM no es un café instantáneo; se necesitan unos gramos de pensamiento BAM, revolverlos sobre un negocio, y la transformación es el resultado. Al contrario, la transformación social lleva tiempo y queremos sentar las bases y servir a nuestra generación de tal forma que sea una bendición para las generaciones venideras.

BAM y la rama de olivo

Podemos aprender del olivo. Muchos de nosotros pensamos en dos tipos de olivas: verdes y negras. Sin embargo, hay 1.000 o más variedades. En el movimiento BAM, no sólo hay dos categorías: los hombres de negocios por un lado, y la iglesia y los misioneros por otro. Más bien, somos parte de un eco-sistema mayor, de inversores, contables, colaboradores en la oración, empresarios, académicos, expertos en tráfico humano, teólogos, comerciales y personal de marketing, y otros muchos.

Lleva de 20 a 25 años que un olivo dé fruto: olivas que se puedan comer. Sin embargo, una vez que empieza a darlo, puede producir olivas durante 2.000 años o más. Los olivos son bendiciones intergeneracionales.

El moderno movimiento BAM es aún joven; en algunos aspectos estamos todavía en los primeros 25 años de la vida de un olivo. Sí, estamos viendo algún fruto, pero esperamos ansiosamente ver más. Sin embargo, debemos nutrir y cuidar el olivo BAM en estos primeros días del movimiento. Queremos construir un movimiento que produzca una buena y duradera transformación y sabemos que lleva tiempo. Sin embargo, necesitamos tenacidad, debemos aferrarnos a nuestra visión y mantener nuestros valores, a medida que construimos nuestras comunidades BAM.

Abrazamos la promesa de que Dios nos bendecirá para que podamos ser bendición- en y a través de los negocios- para nuestra generación y muchas generaciones venideras. Esto es BAM y el Olivo.

Para más información sobre el Ideario Global BAM: www.BAMThinkTank.org

Para material BAM en inglés y en otros 15 idiomas: www.MatsTunehag.com

Endnotes

1 See article by Patrick Dixon entitled ‘Global Trends, People Movements and Their Impact on Missions’ in the June 2013 issue ofLausanne Global Analysis.

Print Friendly, PDF & Email

07 Nov 2013

Lausanne Global Analysis