Translations

Lausanne Global Analysis

Enero 2017 · Volumen 6 / Número 1

Los cristianos “comunes” pueden alcanzar a los musulmanes mejor que los especialistas

La red Mahabba

mahabba-network

Durante el último año, aproximadamente, los cristianos de todo el Reino Unido se han visto confrontados con una escalada repentina de relatos en los medios sobre acciones de musulmanes extremistas, con historias de atrocidades terribles y derramamiento de sangre en Iraq y Siria. Lo que los ha conmocionado aún más es que centenares de musulmanes británicos han ido a estas zonas de guerra para dar su apoyo a ISIS y otros grupos extremistas. [1] 

Print Friendly

Una encuesta de la BBC hecha en febrero de 2015 entre 1.000 musulmanes de Gran Bretaña encontró que una cuarta parte sentía alguna simpatía por los motivos detrás de los ataques a Charlie Hebdo el mes anterior, y una proporción similar sentía que podían justificarse actos de violencia contra personas que se burlan del Profeta. Aún más preocupante era que el 45 % de los musulmanes del Reino Unido creían que los clérigos musulmanes están justificados cuando predican la violencia en respuesta a la interferencia de Occidente en países musulmanes.[2]

Por otra parte, vemos que esta violencia está, de hecho, desacreditando al islam a los ojos de millones de musulmanes en todo el mundo. Es un factor importante para que muchos de ellos se vuelvan a Cristo, ya que los musulmanes comienzan a cuestionar su identidad islámica. En consecuencia, si bien presenta una auténtica amenaza, ofrece a la vez una de las mayores oportunidades de nuestro tiempo: develar a Jesús ante el pueblo musulmán en el mundo occidental y llevarlos a Cristo.[3]

La red Mahabba

En este contexto, un nuevo fenómeno que conecta a agencias e iglesias en una red ha demostrado ser un catalizador para la unidad y la oración. Esta red relacional basada en la oración se llama Mahabba (en árabe, “amor”), y ha florecido en los últimos cuatro años, principalmente por la oportunidad sin precedentes en el Reino Unido. Su énfasis está en motivar y movilizar a cristianos “comunes”, en vez de limitarse a “especialistas”, para alcanzar a sus vecinos musulmanes. Todas las principales agencias de misión que trabajan con musulmanes forman parte ahora de esta red relacional.

Muchos cristianos se han centrado en los efectos de la “islamización” y en la “iglesia perseguida”, respondiendo con temor y alienándose de la interacción cara a cara con sus vecinos musulmanes. Esta nueva red está ayudando, entonces, a miles de personas (según Mahabba) a “enfrentar los hechos y no alimentar el temor… sino encontrar un amigo” (Face the Facts not Fuel the Fear . . . but Find a Friend). A menudo, esto lleva no solo a que los musulmanes vengan a Cristo, sino también a una mejor cohesión social a través de actividades conjuntas en las ciudades que tienen una importante presencia musulmana. No se trata solo de un ejercicio interreligioso; hasta ahora ha hecho que cantidades cada vez mayores de musulmanes lleguen a creer en Jesucristo y sean discipulados.

El testimonio de todas las redes es que el viejo modelo de “especialistas” que alcanzan a musulmanes era frustrante e improductivo, pero que desde que se movilizaron cristianos comunes en comunidades de oración, las conversiones han crecido significativamente.[4] Pero lo que es aún más interesante es el testimonio de uno solo de estos grupos de oración  Mahabba de que, en cinco años, 25 miembros de los grupos de oración fueron impactados de tal forma con un amor por los musulmanes que se alistaron como misioneros de tiempo completo con esas agencias de misión.

“Cristianos comunes”

Esta red se inició como una colaboración de muchas iglesias y agencias de Oxford, Inglaterra, que estaban buscando oportunidades para presentar a musulmanes locales la Buena Noticia acerca de Jesús. Mahabba, como movimiento, busca ser un catalizador para conectar en redes a “cristianos comunes”, apoyados por “especialistas” de agencias y promovidos por líderes de iglesia, para amar a sus vecinos musulmanes. Así que la red Mahabba no es considerada como una agencia de misión (con el frecuente recelo que sienten los pastores): el modelo es una red relacional basada en la oración que equipa a iglesias locales con materiales para el mentoreo y la capacitación. Esta red ayuda a líderes de iglesia a capacitar a miembros comunes de sus iglesias para relacionarse con musulmanes en amor y poder explicar el evangelio claramente.[5]

Mahabba cree que esto no debería ser el dominio de los expertos en el islam, y ha demostrado ser el medio más exitoso para alcanzar a musulmanes mediante la movilización de miles de “creyentes comunes” en la oración unida y persistente. Al ampliar la red, han visto a cristianos por todo el Reino Unido motivados para acercarse en amor a los miles de musulmanes que viven ahora entre ellos.

El modelo Mahabba normalmente consiste en una colaboración entre grupos de iglesias. Crea un entorno de aprendizaje en el cual los cristianos pueden participar en una de las mayores oportunidades de misión en la actualidad. Tal vez Mahabba podría ser el equivalente, en el mundo del ministerio a los musulmanes, a lo que ha sido Alpha: un concepto cuidadosamente definido y replicable que permite a creyentes comunes hacer una diferencia positiva importante en favor de Cristo entre los musulmanes.

La necesidad y la oportunidad

La cantidad de personas que se identifican como musulmanes en el Reino Unido ha crecido en casi un 70 % en diez años: de 1,6 millones en 2001 a 2,7 millones en 2011. Se estima que crecerá hasta llegar a 5,5 millones para 2020. En toda Europa ya hay 47 millones de musulmanes. Para el año 2030, habrá 58 millones de musulmanes en Europa, el 8 % de la población. El islam ha encontrado un hogar en Europa.

Con demasiada frecuencia, las iglesias no están preparadas para ayudar a personas que desean convertirse de trasfondos ateos o de otras creencias. El nuevo curso en DVD Joining the Family (Uniéndose a la familia) es una herramienta de capacitación única para ayudar a los líderes de iglesia a integrar a creyentes de trasfondo musulmán (CTM) en iglesias locales. Es importante también escuchar la voz de estos CTM, para garantizar de que no sean “sobreextraídos” de su trasfondo religiosos. La permanencia en sus comunidades permitirá que su testimonio toque a otros de su trasfondo religioso. Esto ha producido una cooperación excelente entre las personas que se siente a gusto trabajando con iglesias locales y quienes sostienen fuertes principios del movimiento de plantación de iglesias/ formación de discípulos.

Oración unida

Todas estas redes están construidas sobre la unidad y la oración, dos factores clave que liberan fe y amor para los musulmanes, además de un aumento del ministerio sobrenatural de sueños y visiones, y sanidades físicas. En Oxford fueron necesarios dos años para lograr un avance en oración, pero luego unos 40 musulmanes llegaron a Cristo en los cinco años siguientes. Ha sido difícil registrar cantidades, ya que Oxford es un lugar de mucha transición. Sin embargo, ha habido un flujo constante de personas que llegan a Cristo, especialmente entre la comunidad iraní.

Se les unió un imán y jeque de Uganda que era un experto en la sharia. Tuvo una experiencia de conversión radical, y ahora dedica horas a testificar a estudiantes musulmanes que hablan árabe en Oxford. La hija de un imán turco vino a Cristo afuera de Oxford, y ha inspirado a muchos al llevar personalmente a más de 100 musulmanes a Cristo.

La mayoría de las redes dan testimonio de musulmanes que vienen a Cristo. Como ministerio, son estimulados por historias frecuentes de las demás redes. En Manchester, en solo unos pocos días, un joven de Pakistán entró a la catedral pidiendo convertirse, una mujer saudita entró a una iglesia y pidió convertirse en cristiana y un hombre somalí compartió con su amigo cristiano que quería convertirse en cristiano. Además, en el norte de Inglaterra, una ciudad tiene cuatro clínicas médicas que oran regularmente por la comunidad musulmana local. Ahora están discipulando a muchos de estos musulmanes que han experimentado sanidad física.

Expansión nacional e internacional

En el mundo occidental ha habido muchas organizaciones con “especialistas” de redes en el ministerio islámico. Mahabba, como una red relacional, tiene vínculos con todos ellas, y está buscando servirlas, al responder los pastores e iglesias de los países occidentales a la presencia de muchas personas musulmanas preciosas que viven ahora entre nosotros. Mahabba trabaja en redes también con organizaciones similares que están apareciendo en otros países.

¡Dios, al parecer, se está moviendo! Se han lanzado redes Mahabba ahora en más de 40 ciudades en todo el Reino Unido, además de extenderse a Francia, Bélgica, Noruega, Austria y aun Sudáfrica. Han recibido pedidos de ayuda para establecer redes en India y Corea. Un matrimonio se ha mudado a Chicago (donde viven más de 400.000 musulmanes) y otro matrimonio se ha trasladado para ayudar a establecer la red en Australia. La meta en los próximos dos años es tener 75 redes Mahabba en todo el Reino Unido, con fuertes redes relacionales con otras redes en toda Europa y en otros países occidentales.

Implicaciones y nuestra respuesta

Ha habido un cambio en todo el mundo en términos de musulmanes que se entregan a Cristo en años recientes. David Garrison, en su libro Wind in the House of Islam (Viento en la casa del islam), deja en claro que ha habido un aumento repentino en la cantidad de movimientos hacia Cristo en el mundo. De manera similar, a través del rápido crecimiento y difusión de movimientos como Mahabba, podemos ver que la creación de una red relacional basada en la oración, con características de “estrella de mar” más que de “araña”, puede permitir que los conceptos básicos y el ADN de Mahabba sean replicables en cualquier parte.

La esencia está en cristianos comunes, apoyados por especialistas, promovidos por líderes locales en unidad, dedicados a la oración persistente e impelidos por el amor de Dios por los musulmanes, para develarles a Jesús y ayudarlos a crecer en Cristo. Esto se describe a menudo como el “virus de Mahabba” o “virus del amor”. Sin duda, es la parte más contagiosa de nuestra fe.

Si desea recibir ayuda para crear una red Mahabba, comuníquese con: [email protected].

Notas

  1. Nota del editor: Ver el artículo titulado “El Desafío del Islam Radical” por John Azumah en el número de marzo de 2015 del Análisis Mundial de Lausana.
  2. Nota del editor: Ver el artículo titulado “La crisis en Siria” por un pastor sirio anónimo en el número de enero de 2016 del Análisis Mundial de Lausana.
  3. Ver www.mahabbanetwork.com y el canal “Mahabba UK” en YouTube.
  4. Algunos ejemplos son: Friendship First, Come Follow Me (La amistad primero, ven sígueme) y Joining the Family (Uniéndose a la familia). Ver www.kitab.org.uk.
Print Friendly

Gordon Hickson ha servido como Director de Campañas Internacionales para Reinhard Bonnke, como Director de Misiones de las Asambleas de Dios para el Mundo Musulmán y como párroco de St Aldates Church, en Oxford. Desde 2012 ha estado trabajando a tiempo completo fuera del ministerio pastoral, organizando Mahabba en el país, y motivando y movilizando a cristianos comunes para develar a Jesús ante los musulmanes.

19 Jan 2017

Lausanne Global Analysis

,

Subscribe to personalized email updates: