Cuando finalizó el culto un domingo hace poco, Erika se me acercó espontáneamente y me preguntó (a Susan), con una sonrisa: “¿Puedo orar por ti?”.

Contesté: “Sí, puedes hacerlo”. Le hablé acerca del Segundo Foro de Lausana sobre Niños en Riesgo, y mencioné que todas las personas que vendrían estarían trabajando en temas importantes para los niños en riesgo.

Ella dijo: “Oremos”, y se puso a orar por mí y por todos los participantes. Pidió las bendiciones de Dios sobre nosotros y que hiciésemos un buen trabajo para los niños.

Print Friendly, PDF & Email

La misión con niños como Erika

Erika no es una de las mujeres adultas de nuestra congregación. Tiene nueve años. Es delgada y de piel trigueña, con un cabello largo y ondulado que revela su ascendencia de Oriente Próximo. La he observado cuando ora en voz alta en cada habitación cuando un grupo de nosotros se reunía para bendecir el hogar de una familia de la iglesia. La he visto correr al frente de la iglesia para imponer manos y orar por personas que estamos enviando al ministerio. He sentido el calor de su sonrisa cuando me recibe a la puerta del santuario, ofreciendo un boletín y un alegre “¡Buenos días!”. Me he regocijado al ver su concentración cuando pasa la cesta de ofrendas, tomando en serio su papel de ujier y cumpliéndolo con dedicación y gracia infantil. También la he observado con alegría cuando juega afuera, mientras mantiene una mirada atenta sobre los niños más pequeños, corrigiendo amablemente sus malas conductas y alejándolos del peligro.

Como pareja pastoral, mi cónyuge y yo hemos recibido bendición de sus oraciones. La familia de nuestra iglesia hace misión “con” Erika, tanto como abogamos “por” ella y nos aseguramos se le ministre “a” ella mediante oportunidades de educación y discipulado para niños. La familia de nuestra iglesia abraza de todo corazón y escucha a Erika.

Erika nos ofrece la imagen de una niña floreciente, plenamente acogida en la familia de fe, colaborando con todas las generaciones en la misión de Dios.

Es una niña afortunada. Es saludable, va a la escuela, vive en una comunidad que tiene agua limpia, transporte, cuidado médico, una biblioteca pública, baja criminalidad y muchos otros apoyos sistémicos. Tiene dos padres estables y un hogar cristiano amoroso. Si bien su familia está pasando por presiones financieras mientras su padre está en el seminario, ingresar a ese lugar de dificultad es una decisión intencional y una situación temporal. Erika nos ofrece la imagen de una niña floreciente, plenamente acogida en la familia de fe, colaborando con todas las generaciones en la misión de Dios.

Los niños en riesgo y su lugar en el Reino de Dios

Pero no todos los niños son tan bendecidos. Hay niños que enfrentan grandes riesgos en cada región del mundo:

  • niños que viven en pobreza extrema;
  • niños afectados por conflictos, violencia y abuso;
  • niños arrastrados por la crisis de los refugiados;
  • niños víctimas de la trata y la prostitución;
  • y otros que enfrentan combinaciones de estos y otros riesgos abrumadores.
Children around the world

Cada niño en nuestro mundo roto y desordenado es un ser humano multifacético, creado a imagen de Dios.

Si bien hay cientos de millones de niños que enfrentan riesgos, cada uno es mucho más que una víctima o un rótulo trágico. Cada niño en nuestro mundo roto y desordenado es un ser humano multifacético, creado a imagen de Dios, dotado de dones espirituales: un niño que puede participar de manera significativa como un colaborador en la iglesia y la misión. La iglesia mundial está tomando nota y se está levantando para tratar con seriedad la importancia de los niños, especialmente los niños en riesgo.

El Foro de Lausana

Los riesgos de que afectan de manera negativa a los niños y su lugar en el reino de Dios estuvieron entre los temas tratados en el Segundo Foro de Lausana sobre Niños en Riesgo (NER), realizado en Lancaster Bible Institute, en Lancaster, Pensilvania, Estados Unidos, del 14 al 17 de mayo de 2017. El Grupo Temático NER reunió a 74 académicos, líderes de iglesia, teólogos, misiólogos, profesionales y representantes especialmente invitados de organizaciones no gubernamentales focalizadas en niños, para diseñar planes de acción con el propósito de movilizar a la iglesia mundial para abordar los problemas que enfrentan los niños en riesgo en todo el mundo.

Reconocemos que el paso hacia la acción es difícil. Es mucho más fácil hablar y escribir acerca de los problemas que movilizar a la iglesia mundial. Sin embargo, el Grupo Temático NER está dedicado a cumplir dos de los mandatos de El Compromiso de Ciudad del Cabo de Lausana en 2010 con relación a los niños:[1]

  1. capacitar a personas y brindar recursos para suplir las necesidades de los niños en todo el mundo; y
  2. denunciar, resistir y actuar contra el abuso infantil.

En preparación para el encuentro en Lancaster y asegurarnos de que nuestro trabajo estuviera fundado teológicamente, los participantes respondieron a dos importantes documentos: El llamado a la acción de Quito para los niños en riesgo (The Quito Call to Action for Children-at-Risk,[2] y el Documento Ocasional de Lausana 66: La misión con los niños en riesgo (Lausanne Occasional Paper 66: Mission with Children-at-Risk).[3] Ambos documentos, producidos como resultado de la Consulta de Lausana de 2014 acerca de los Niños en Riesgo (2014 Lausanne Consultation on Children-at-Risk) llaman a la iglesia mundial a desarrollar planes de colaboración que enfaticen y actúen en la misión a, para y con los niños en riesgo.

Llaman a la iglesia mundial a desarrollar planes de colaboración que enfaticen y actúen en la misión a, para y con los niños en riesgo.

Conforme al compromiso del Grupo Temático NER con la participación de los niños en el discurso que impacta sus vidas, queríamos escuchar de niños en riesgo lo que significa que los niños en riesgo florezcan. Dado que no podíamos traer niños adonde estábamos durante el foro debido a restricciones éticas, se le pidió a cada participante que realizara un ejercicio de escucha con niños en los contextos de sus ministerios para que pudiésemos oír sus reflexiones y ver sus obras de arte que describían qué aspecto tenía el florecimiento humano para ellos. Esta fue una experiencia profundamente significativa y conmovedora para quienes compartieron ávidamente los dibujos y escritos de los niños hechos para su análisis y exhibición en el lugar de la conferencia. Los participantes tuvieron un recordatorio constante de las capacidades y las perspectivas de los niños, además de la importancia de incluir las perspectivas de ellos en la planificación de acciones.

Cada día, un tiempo de adoración sentida y oración intencional por los niños en riesgo fue seguido por un significativo trabajo de reflexión bíblico con un foco específico en la misión con los niños en riesgo, un área donde los participantes creen que la iglesia mundial podría ser más competente. Las presentaciones plenarias durante el primer día reflexionaron sobre el Documento Ocasional de Lausana desde las perspectivas de los profesionales, teólogos y organizaciones. Varios conferencistas, que habían sido niños en riesgo, contaron historias poderosas de vidas transformadas en la medida que familias, iglesias y ministerios prestaron una mayor atención a la misión a, para y con los niños en riesgo.

El segundo y el tercer día del foro se centraron en trabajar juntos en los cinco grupos de acción designados, donde cada participante se comprometió a asumir personalmente las tareas necesarias para poner por obra los planes. Los niños en riesgo estuvieron en la primera plana de todas las discusiones, ya que los grupos asignaron un elevado valor a sus aportes y reconocieron la creatividad y la sabiduría que Dios les había dado, mientras desarrollaban pasos de acción concretos para abordar los urgentes problemas que afectan a los niños.

Children helping

Resultados

Grupo 1Apoyar ante la iglesia a niños en comunidades de refugiados (niños en marcha): El grupo planifica estratégicamente para educar a la iglesia acerca de las perspectivas de los niños refugiados recopilando historias en primera persona de niños a través del arte y entrevistas. Buscan focalizarse especialmente en niños en condición de refugiados, e incluir a otros que están “en marcha” también, produciendo una guía de oración y un libro para ser usado por la iglesia.

Grupo 2—Amplificar las voces de los niños: El grupo está desarrollando un juego de herramientas que se usará para que adultos en cualquier entorno de iglesia aprendan a escuchar los aportes de los niños de manera más eficaz. Estará acompañado por un plan para modelos intergeneracionales mejorados para ser la iglesia.

Grupo 3 – Multiplicar los programas de capacitación: El equipo propuso tres iniciativas importantes: crear una plataforma para compartir recursos entre escuelas y otras organizaciones de capacitación, mejorar la comunicación entre seminarios y profesionales, y encontrar materiales fructíferos para traducir a idiomas locales.

Grupo 4 – Foros regionales de Lausana: El grupo convocará a conversaciones con relación a las mejores prácticas para la misión con niños en riesgo, con los objetivos de educar e inspirar a iglesias en cada parte del mundo para la movilización y la acción colaborativas, comenzando por las Filipinas y África Oriental.

Grupo 5 – Rediseñar el paradigma de los niños en riesgo: El grupo comenzó por compartir las experiencias de vida y de ministerio que los llevó a cuestionar si el florecimiento no debería ser concebido mejor como ayudar a los niños a descubrir el significado y el propósito en sus vidas. También reconocieron la importancia de una reflexión teológica adicional sobre las limitaciones, la humildad y el fracaso de la misión como formas de reconocer mejor cómo a veces aun nuestros mejores esfuerzos no producen una transformación en la vida de los niños. El grupo tiene planeado publicar reflexiones teológicas acerca de estas preocupaciones como una parte de su plan de acción.

El foro ha alcanzado un importante hito para que la Red Temática para Niños en Riesgo de Lausana pase de las palabras a la acción. Las Newman, Director Asociado Mundial para las Regiones, señaló el excepcional nivel de camaradería, espíritu colaborativo y pasión de los asistentes al foro. Es una bendición para nosotros reunir a algunos de los líderes siervos más influyentes y comprometidos del reino de Dios que trabajan en una asociación colaborativa entre sí, desde diferentes partes del mundo y atravesando generaciones, para que el corazón y el propósito de Dios se desplieguen en la vida de sus preciosos niños en circunstancias difíciles. Esperamos con interés ver lo que logra cada grupo de acción en el próximo año.

La iglesia está posicionada de manera única para ministrar a, para y con los niños en riesgo.

El llamado a ministrar a, para y con los niños en riesgo

La iglesia está posicionada de manera única para ministrar a, para y con los niños en riesgo porque está presente en casi todas partes del mundo. ¿Qué cambios tendrían que producirse para que la iglesia tome en serio el llamado para ministrar a, para y con los niños en riesgo?

  • El liderazgo, desde el nivel de la iglesia local hasta las estructuras institucionales, puede abrazar una visión elevada de los niños y las Escrituras de modo que las políticas y los documentos reflejen la totalidad de las Escrituras, considerando a los niños como plenamente incluidos en la iglesia.
  • Se les puede ofrecer a los pastores y líderes de iglesia herramientas que valoren a los niños en riesgo, no simplemente como los receptores del servicio sino como coagentes en la misión. Se requiere tanto de la educación formal como no formal para capacitar a los pastores para que transformen el pensamiento sobre los niños en riesgo en las iglesias.
  • Las iglesias pueden examinar formas en las que valoran o desvalorizan a los niños dentro de sus propias prácticas de iglesia. Por ejemplo, ¿participan los niños en la adoración o son enviados a un espacio aparte durante todo el culto? ¿Participan los niños solo en los bancos de la iglesia o ayudan a guiar los cantos, recoger ofrendas, decir oraciones, compartir testimonios o de otras formas?
  • Podemos examinar cómo la iglesia se involucra intencionalmente en el ministerio a, para y con los niños en riesgo dentro de su comunidad, ciudad y más allá. ¿Cómo podríamos ser una voz profética que hable a favor de estos niños y sus familias? ¿Hay formas en que podrían participar con nosotros en el ministerio?
  • Los presupuestos de los ministerios pueden ser analizados para determinar cuánto dinero se asigna al ministerio con niños y jóvenes y, específicamente, con los niños en riesgo. ¿Qué dice su presupuesto sobre lo que ustedes valoran?
  • Las teologías que han sostenido y justificado la violencia contra niños o una actitud de que de alguna forma son “menos que” los adultos deben ser reconsideradas. ¿Cómo podrían el castigo severo sancionado por la iglesia, el avergonzamiento extremo por conductas “pecaminosas” o las expectativas irreales de madurez o perfección perpetuar la violencia y la injusticia hacia los niños?
  • Debemos aprender a identificar la “participación apropiada” de los niños, especialmente en la evangelización y los ministerios de acción social. Debemos evitar todo lo que manipule, explote o fuerce a los niños a participar en base a planes de adultos. Las claras políticas de protección y participación infantil ayudarán a la iglesia a minimizar los riesgos de explotación o abuso espiritual.

¡Ahora es el momento de actuar! Llamamos a la iglesia mundial a orar por nosotros.

¡Ahora es el momento de actuar! Llamamos a la iglesia mundial a orar por nosotros mientras continuamos buscando la sabiduría de Dios en nuestro trabajo conjunto por los niños en riesgo entre nosotros. Además, pedimos a otros que se unan a nosotros en la misión a, para y con los niños en riesgo, empoderándolos para que florezcan y expresen los dones que les ha dado Dios y su coparticipación en la missio Dei.

Notas

  1. El Compromiso de Ciudad del Cabo, Movimiento de Lausana (2011), II.D.5, https://www.lausanne.org/es/contenido/compromiso-de-ciudad-del-cabo/compromiso.
  2. Quito Call to Action on Children at Risk, Lausanne Movement (2014), https://www.lausanne.org/content/statement/quito-call-to-action-on-children-at-risk.
  3. Mission with Children at Risk (LOP 66), Lausanne Movement (2014), https://www.lausanne.org/content/lop/mission-children-risk-lop-66.
Print Friendly, PDF & Email

Michelle Sheba Tolentino es una Catalizadora para la Red Temática para Niños en Riesgo. En 2011 cofundó Made in Hope, una organización sin fines de lucro que ofrece oportunidades educativas y laborales para mujeres que han sido explotadas en esclavitudes modernas (trata y prostitución) y prevención de la trata infantil sexual en las Filipinas. Michelle sirve también como locutora y productora en “Okiddo: The 4/14 Kids Show”, un programa radial semanal para niños y jóvenes (Far Eastern Broadcasting Company, Filipinas) que llega a 500.000 oyentes. Recibió un Premio Golden Dove Award en 2015 de la Asociación de Locutores de las Filipinas. También viaja internacionalmente para hablar como defensora de mujeres y niños en riesgo.

La Dra. Susan Hayes Greener es una Catalizadora para la Red Temática para Niños en Riesgo y sirve actualmente como Profesora Asociada de Estudios Interculturales en Wheaton College Graduate School. Ha trabajado en desarrollo humano durante más de dos décadas en universidades y NGO, incluyendo Trinity Evangelical Divinity School, One Child Matters, Compassion International, Early Head Start y Yale University. Susan ha capacitado a trabajadores cristianos de más de 50 países y es autora de trabajos sobre temas de niños en riesgo y desarrollo humano mundial, incluyendo la autoría conjunta de Effective Intercultural Communication: A Christian Perspective (Baker Academic, 2014) y la coedición de un número especial sobre niños en riesgo para Transformation (verano de 2016).