Bienvenido al número de noviembre del Análisis Mundial de Lausana, que está disponible también en inglés y portugués. Este es nuestro 30º número, que marca también el 5º aniversario de nuestro lanzamiento. Esperamos sus comentarios y opiniones sobre su contenido.

En este número conmemoramos el 500º aniversario de la Reforma Protestante con un llamado a la unidad cristiana por el bien de la Gran Comisión, consideramos cómo estimular el intercambio de recursos teológicos entre el norte y el sur, abordamos el tema de las conexiones a través de generaciones para la misión mundial, tomando lecciones de las iniciativas de Líderes Jóvenes de Lausana, sugerimos cinco verdades sencillas para plantadores de iglesias contemporáneos, y hacemos una breve reseña de la nueva app de Operation World que nos ayuda a orar intencionadamente juntos por el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

“¿Qué podría significar precisamente… que los protestantes, y especialmente los protestantes evangélicos, reconozcan las dimensiones trágicas de la Reforma?”, pregunta Thomas Albert (‘Tal’) Howard (Profesor de Humanidades e Historia en Valparaiso University). Junto con los buenos frutos producidos por la Reforma aparecieron muchos indeseables. A saber, la desunión cristiana es y sigue siendo un enorme impedimento para el evangelio mismo, la proclamación del cual es y debería ser el fuerte del evangelicalismo. Las escrituras combinan la importancia evangélica y ecuménica. Lamentablemente, la historia de la iglesia en la era posterior a la Reforma da testimonio amplio del papel de la desunión cristiana en el silenciamiento del evangelio. Los evangélicos no pueden alejarse del mandamiento de Cristo de que seamos uno. A los que les interesa la Gran Comisión deberían, como mínimo, esforzarse por avergonzarse y entristecerse más celosamente por las divisiones de la iglesia. Pero la vergüenza y la tristeza no deberían conducir a la desesperación. Porque a menudo es en nuestra misma debilidad que el poder de Cristo más puede brillar. “Tal vez… en nuestra propia debilidad, en aquellas cosas que deberían avergonzarnos y entristecernos, nuestro Señor, 500 años después de la Reforma, puede aún manifestar su poder en nuestras fallas, y mirarnos con una misericordia inmerecida para hacer su trabajo, de alguna forma, a pesar de las laceraciones que hemos causado a su Esposa, la iglesia”, concluye.

“Un dilema fundamental que enfrentan los educadores teológicos es que, mientras que la mayoría de los estudiantes están en el sur, muchos de los recursos se encuentran en el norte”, escribe Kirsteen Kim (Profesora de Teología y Cristianismo Mundial en la Escuela de Estudios Interculturales del Seminario Teológico Fuller, EE. UU.). Hay un desequilibrio entre el sur y el norte en la educación teológica que necesita ser tratado. Cuando aprendamos, a través de nuestra educación teológica, a valorar a toda la iglesia, nos daremos cuenta de la importancia del intercambio de recursos. Hay excelentes ejemplos de intercambios, tanto de recursos humanos como de aprendizaje. Algunos proyectos no solo comparten recursos del norte con el sur, sino que ponen a disposición recursos del sur en todo el mundo, incluso en el norte. Esta es otra parte necesaria para corregir el desequilibrio en la educación teológica. Sin embargo, muchos teólogos del norte aún no reconocen la necesidad de leer perspectivas del sur. Esto va en detrimento de ellos. Las tecnologías están disponibles para facilitar el intercambio de recursos teológicos a nivel mundial. Hay un poder, pero lo que se necesita es un querer. El intercambio de recursos entre el norte y el sur no es otro medio mediante el cual el primero puede ayudar al segundo a “desarrollarse”, sino una actividad recíproca, con beneficios mutuos. “La clave para liberar la compartición de recursos teológicos entre el norte y el sur es una educación teológica misional que valore a toda la iglesia”, concluye.

“Conectar a líderes de misiones a través de generaciones está en el corazón del Movimiento de Lausana, tanto histórica como estratégicamente”, escriben Lars Dahle y Rudolf Kabutz (Catalizadores de Lausana para la Participación en Medios), junto con Nana Yaw Offei Awuku (Director Adjunto Mundial de Lausana para Generaciones). Las iniciativas de Líderes Jóvenes (LJ) dentro del movimiento proveen lecciones fundamentales para la iglesia mundial. “Pasar la antorcha” del liderazgo a la siguiente generación fue una preocupación clave del primer ELJ, en Singapur 1987, ejemplificando la importancia misional de las colaboraciones y amistades intergeneracionales para la iglesia mundial. El liderazgo de siervo como Cristo a través de las generaciones fue un tema central en Malasia 2006, ejemplificando la importancia misional del carácter y la colaboración para la iglesia mundial. Aprender de la historia bíblica y de cada una de nuestras historias fueron temas clave en Yakarta 2016, ejemplificando así una comunidad de aprendizaje misional intergeneracional para la iglesia mundial. La GLJ, lanzada en 2016, ejemplifica el discipulado y la colaboración misional intergeneracional para la iglesia mundial. El artículo concluye con cinco lecciones clave para la iglesia mundial a partir de estas iniciativas. “Una implementación profunda y acompañada por la oración de estas cinco lecciones equipará al cuerpo mundial de Cristo a través de generaciones de líderes jóvenes y experimentados para dar testimonio de Jesucristo y toda su enseñanza en cada país, en cada esfera de la sociedad y en el campo de las ideas”, concluyen.

Los datos obtenidos de encuestas y debates organizados por la Red Temática de Plantación de Iglesias de Lausana revelan un interés universal en la plantación de iglesias sanas, así como los desafíos comunes a que se enfrentan los plantadores de iglesias de todo el mundo. “Después de mucho cribado y reflexión, hemos condensado este conocimiento colectivo en Cinco Sencillas Verdades sobre la plantación de iglesias a principios del siglo XXI, con la esperanza de que sirvan para suscitar un debate más amplio sobre estos temas”, escriben Ron Anderson (Catalizador de Lausana para Plantación de Iglesias) y Dave Miller (misionero de la Iglesia de Dios en Bolivia). El desafío más urgente al que nos enfrentamos es hacer discípulos de la siguiente generación. La buena noticia es que esos mismos jóvenes están más interesados que nunca en conocer a Jesús, y se hacen sus entusiastas seguidores cuando se les presenta el evangelio. Segundo, debemos aprender y seguir la eclesiología bíblica básica. La tercera verdad sencilla es que todo cristiano forma parte del sacerdocio universal de los creyentes y comparte su responsabilidad y autoridad. Cuarto, los cristianos tienen que colaborar entre ellos para tener un impacto en el mundo. Finalmente, las redes fomentan la unidad en el Cuerpo de Cristo. Para que la plantación de iglesias en el siglo XXI sea efectiva, los plantadores de iglesias tienen que obedecer el mandato de Jesús en el siglo primero: “Id, y haced discípulos a todas las naciones”. “Esta”, concluyen, “es la más sencilla verdad de todas sobre la plantación de iglesias”.

“Tenemos más acceso hoy a la información que nunca antes, pero cada vez parece más difícil discernir la verdad de lo que está ocurriendo en nuestro grande y amplio mundo”, escribe Jason Mandryk (autor de Operation World). Es un trabajo de tiempo completo filtrar el ruido, analizar las intenciones ocultas y conseguir información acerca de las zonas y los temas más ignorados del mundo. La recientemente lanzada app de Operation World es una herramienta útil para los creyentes interesados en nuestro mundo y las personas que lo habitan. Cualquiera con un dispositivo Android o Apple conectado a Internet, en cualquier parte, pueda usar la app en forma gratuita. Esperamos que sea una fuente útil de material de oración para personas y lugares donde no hay mucho disponible. Cada día hay solo un punto de oración para un país o región. Cuando usted ore, se estará uniendo a muchos miles de personas más, en todo el mundo, que estarán orando por lo mismo. Operation World ha investigado cada país, y ha construido conexiones en cada uno, de modo que podamos movilizar al cuerpo de Cristo para orar por lo que más importa. Ve la intercesión como una forma de desatar el inestimable poder de Dios en nuestro mundo roto, trayendo redención, reconciliación y sanidad. “Le invito a descargar la app, uniéndose a nosotros y a miles más, en nuestra travesía de oración por el mundo”, concluye.

Esperamos que encuentre estimulante y útil este número. Nuestra meta en entregar análisis, información y perspectiva estratégicos y creíbles, para que, como líder, usted esté mejor equipado para la tarea de la evangelización mundial. Es nuestro deseo que el análisis de las tendencias y desarrollos actuales y futuros lo ayuden a usted y a su equipo a tomar mejores decisiones acerca de la mayordomía de todo lo que Dios ha confiado a su cuidado.

Envíe por favor cualquier pregunta y comentario acerca de este número a [email protected] El próximo número del Análisis Mundial de Lausana saldrá en enero.

Print Friendly, PDF & Email

David Taylor trabaja como editor del Análisis Mundial de Lausana. Es analista de asuntos internacionales con un enfoque particular en Oriente Medio. Ha estado durante 17 años en el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del gobierno británico, la mayor parte de ellos centrado en Oriente Medio y el norte de África. Tras ello, pasó 14 años como editor en Oriente Medio y ayudante de editor del Daily Brief del Oxford Analytica. Ahora divide su tiempo entre el trabajo de consultoría para el Oxford Analytica, el Movimiento de Lausana y otros clientes, además de trabajar con Christian Solidarity Worldwide (CSW), Religious Liberty Partnership y otras redes sobre cuestiones de libertad religiosa internacional.