El evento que lanzó al Ministerio Estudiantil Internacional (International Student Ministry – ISM) al escenario mundial fue el Foro de Lausana 2004, en Tailandia, donde se presentó el Ministerio de las Diásporas y el Ministerio Estudiantil Internacional como un grupo de interés especial de ministerio estratégico. El Documento Ocasional 55 de Lausana, Diasporas and International Students: The New People Next Door (Diásporas y estudiantes internacionales: los nuevos vecinos), producido por los grupos conjuntos de Diásporas e ISM en el Foro, autenticaron al ISM en todo el mundo como una misión significativa y estratégica.[1]

Print Friendly, PDF & Email

El primer encuentro mundial que reunió a líderes del ISM se convocó en septiembre de 2017 como Lausanne ISM Global Leadership Forum: Charlotte’17 (Foro de Líderes Mundiales del ISM de Lausana: Charlotte 2017), con más de 100 líderes de 70 organizaciones y 23 países.[2]

El escenario está preparado ahora para que el movimiento del ISM desarrolle raíces más profundas en todo el mundo. Todos necesitamos formar parte de él, ante el crecimiento constante de estudiantes con movilidad internacional, pero el crecimiento de ministros y ministerios entre estudiantes internacionales sigue rezagado.

Un campo de misión en crecimiento

Dios está enviando el campo de misión a nuestros campus: cinco millones de estudiantes internacionales en todo el mundo hoy y ocho millones proyectados para 2025. Europa y Norteamérica han sido las principales regiones de destino para estudiantes internacionales durante las últimas seis décadas, pero la región de Asia-Pacífico está atrayendo rápidamente a estudiantes extranjeros, porque varios países tienen metas nacionales de reclutamiento de los lucrativos estudiantes del exterior. Algunos ejemplos:

  • Australia: 720.000 estudiantes para 2025 (500.000 en 2017)
  • China: 500.000 para 2020 (407.000 en 2015)
  • Malasia: 250.000 para 2025
  • Taiwán: 130.000 para 2020
  • Japón: 300.000 para 2020 (240.000 en 2016)

Visión estratégica

Durante mis 40 años de movilizar a la iglesia para el ISM, he sostenido la necesidad fundamental de compartir los mandatos bíblicos de practicar la hospitalidad y acoger al extranjero, junto con las multifacéticas y mutuas bendiciones del ministerio entre estudiantes internacionales. ¿Por qué? Porque sin una visión no habrá ningún compromiso.

Al igual que Jesús con las multitudes de Mateo 9:36-38, un pastor o líder de un ministerio o misión necesita “ver” la presencia providencial de estudiantes internacionales (los futuros influenciadores del mundo) que estudian en sus campus, a fin de sentir la compasión o convicción para extender la hospitalidad de Dios a las ovejas perdidas de muchas naciones.[3] Si bien su importancia estratégica es obvia, los líderes de iglesias y misiones se han mantenido con frecuencia ajenos al ISM.

¿Por qué involucrarse con estudiantes internacionales?

En 1975, un ex estudiante internacional dio un poderoso mensaje en World Missions Conference (Conferencia de Misiones Mundiales) de Park Street Church, en Boston. Ese mensaje, “The Great Blind-Spot in Missions Today” (El gran punto ciego en las misiones hoy), trataba acerca del ministerio entre estudiantes internacionales, y cómo la iglesia no ha visto a menudo el tremendo potencial de las misiones mundiales a académicos extranjeros, y a través de ellos.

Oportunidades para la misión

El punto ciego se ha ido reduciendo gradualmente durante las últimas cuatro décadas, en la medida que la iglesia logra una visión acerca del valor estratégico del ISM y una mejor comprensión de las oportunidades para la misión entre estudiantes y académicos internacionales:

  • Estos estudiantes ya están aquí y ahora, en nuestros campus, en nuestras comunidades y en nuestras iglesias; no tenemos que esperar para ir a algún lado, más allá, en el futuro para participar en la Gran Comisión.
  • Conocen nuestro idioma lo suficiente como para estudiar en nuestras escuelas, o tal vez en un instituto de idiomas para mejorar el aprendizaje de nuestro idioma. A menudo apreciarían la oportunidad para practicar nuestro idioma con nosotros (y, si bien no hace falta que dominemos su idioma nativo, podríamos pedirles que nos enseñaran algo de su idioma). La conversación con voluntarios en un idioma es un servicio maravilloso que desarrolla naturalmente amistades que permiten compartir acerca de la vida y la fe.
  • Por lo general, están dispuestos a aprender acerca de nuestra cultura, historia y país, y tal vez deseen tener amigos en el país anfitrión que puedan ser mentores culturales.
  • A menudo están más abiertos, curiosos y receptivos para aprender acerca de Jesús mientras viven en el exterior.
  • Están más libres para considerar el evangelio si están alejados de una sociedad, cultura y religión restrictivas, hostiles al cristianismo.
  • A veces provienen de grupos poblacionales no alcanzados, donde la iglesia aún no existe o está en una etapa incipiente.
  • Aprecian la hospitalidad y aceptan relaciones de interacción intercultural mutua, así como el contexto social intergeneracional de familias anfitrionas donde los niños más pequeños, los padres y los abuelos son valorados junto con pares adultos de la misma edad.

El impacto de los estudiantes internacionales

Los estudiantes internacionales son, potencialmente, líderes mundiales (políticamente y en sus profesiones), constructores de países y agentes de transformación.

Además, los cristianos repatriados pueden jugar papeles importantes en el establecimiento de la iglesia universal; muchos de los principales líderes evangélicos de Malasia y Singapur en años recientes fueron estudiantes en Australia en las décadas de 1960 y 1970.

John Sung conoció a Cristo en EE.UU. a mediados de la década de 1920, y volvió a China como un evangelista; el avivamiento en China se extendió como un fuego arrasador. Bakht Singh, un sij, fue atraído a Cristo a lo largo de varios meses, mientras estudiaba en el Reino Unido y luego en Canadá. Aceptó a Cristo y volvió para ser un evangelista para India, al igual que John Sung en China y Asia Oriental: “El modelo de plantación de iglesias basado en el Nuevo Testamento de Bakht Singh se multiplicó a más de 500 congregaciones en India y 200 congregaciones en Pakistán, además de varias más en Europa y Norteamérica”.[4]

Informantes e instructores

Los estudiantes internacionales pueden servir también como “informantes” e “instructores” que promueven el movimiento de misiones. Dos cambios gigantescos en las misiones en los siglos XIX y XX fueron impulsados por el papel de informante provisto por estudiantes internacionales:

  • Durante la conferencia de estudiantes de D. L. Moody en Mt. Hermon, Massachussets, en 1886, se realizó una “reunión de las diez naciones” especial, en la que estudiantes de diez países compartieron brevemente acerca de la necesidad de misioneros en su parte del mundo. Esos “llamados macedónicos” generaron una respuesta que dio lugar a la formación, en 1888, de Student Volunteer Movement for Foreign Missions (Movimiento Voluntario de Estudiantes para las Misiones Mundiales), que produjo más de 20.500 misioneros en el campo.[5]
  • El desarrollo por el Dr. Ralph D. Winter del concepto de “pueblos ocultos/pueblos no alcanzados” con relación a la tarea inconclusa de la evangelización mundial produjo un cambio de paradigma en la comprensión y la planificación estratégica de las misiones.[6] ¿Qué fue lo que contribuyó a esta cosmovisión de grupos poblacionales emergentes? Él me contó que la Escuela de Misiones Mundiales del Seminario Fuller (donde enseñaba) tenía “10 alumnos y 100 profesores”, y explicaba que él era el alumno que aprendía acerca del crecimiento de iglesias y la evangelización entre los diversos subgrupos culturales del mundo de “100 maestros”: sus informantes, los estudiantes internacionales.

Los estudiantes internacionales han jugado un papel tremendo en el avance del entendimiento y las necesidades de las misiones, y seguirán siendo instructores valiosos, si estamos dispuestos a escuchar y aprender de ellos.

Son, también, regalos de Dios al país y la iglesia anfitriones: un estudiante de seminario africano fue fundamental en la conversión de un sacerdote episcopal en EE.UU. que luego pasó a ser obispo y jugó un papel importante en la corriente evangélica dentro de la Iglesia Episcopal de EE.UU. Esa corriente ha fluido hacia la nueva denominación Anglican Church in North America (Iglesia Anglicana en Norteamérica – ACNA) y, a su vez, hay ahora un interés y movimiento significativos entre líderes de misiones y de iglesias anglicanas para fomentar el ISN en la ACNA.

El ISM en iglesias locales

Las iglesias locales están descubriendo cuán enriquecedor es tener un ministerio entre estudiantes internacionales:

  • Pueden lograrse beneficios sustanciales y un impacto mundial significativo con un presupuesto muy modesto para el ISM: alto rendimiento con costo financiero bajo (o nulo).
  • El ISM provee una dimensión tangible a la visión misionera de la iglesia, con opciones de involucramiento para que la congregación participe más allá de la oración, el cuidado de miembros y el apoyo financiero para misioneros y ministerios en el exterior.
  • Una amplia gama de miembros de la iglesia puede involucrarse en el ISM, desde niños a jubilados, y usar sus diferentes dones para el servicio: hospitalidad, ayuda, administración, enseñanza, misericordia, evangelización, liderazgo, etc.
  • Los misioneros repatriados o jubilados están extendiendo su servicio de misión transcultural en su país ministrando a estudiantes internacionales del país o grupo lingüístico-cultural que sirvieron en el exterior. Tenemos varios misioneros y otras personas expatriadas del gobierno o de empresas que han vuelto y están involucradas de manera regular en nuestro ISM basado en la iglesia. Además, las agencias de misión pueden recomendar o asignar a sus candidatos para que participen en el ISM como una capacitación y experiencia de aprendizaje transcultural antes de salir al campo.
  • Muchas personas que han tenido el deseo de servir en el exterior pero no pueden hacerlo por diversas razones están teniendo un ministerio fructífero con estudiantes internacionales del país o la región del mundo adonde querían ir. Ahora son misioneros mundiales en casa y, a veces, en sus casas.
  • Los estudiantes internacionales amigos son maestros de idiomas y culturales ya preparados para miembros de la iglesia que van a ir a los países de los estudiantes para misiones de largo o corto plazo para estudiar, trabajar o simplemente visitar.
  • Los estudiantes internacionales pueden proveer enlaces críticos para un ministerio o misión en su país de origen, ya sea personalmente después de volver a casa o presentando o dando respaldos positivos de los misioneros a su familia, amigos y redes. Los repatriados podrían ser los porteros que abren la puerta para el ministerio de extranjeros en su país.

La realidad es que la mayoría de los cristianos no son “llamados” a servir como misioneros profesionales de largo plazo, o como autosuficientes misioneros bivocacionales o que usan los negocios como misión en otro país. Sin embargo, quedarse en casa no significa que no podamos involucrarnos en un ministerio transcultural y mundial. El ISM es un canal para participar en las misiones mundiales desde casa.

Implicaciones y respuestas

¿Cuál es el contexto de su ministerio, y qué pasos podría considerar al explorar cómo su ministerio podría incluir al ISM en su plan estratégico?

Si es un ministerio basado en la iglesia, ¿hay varios ISM en su área con los cuales pueda colaborar? Si no es así, y hay estudiantes internacionales en su comunidad, tal vez los miembros de su ministerio podrían ofrecerse como voluntarios para ser “amigos o familias anfitrionas” a través de la oficina de International Student Services de su campus local o compañeros de conversación en un instituto de aprendizaje de idiomas.

Si es un ministerio basado en un campus, ¿cómo podría promoverse el ISM entre sus estudiantes nacionales, y tal vez ser desarrollado intencionalmente dentro de los planes de su campus?

Si es una agencia de misión, ¿debería adoptar el ISM para su capacitación misionera de candidatos antes de salir al campo y también como una opción continua para misioneros repatriados o jubilados? ¿De qué forma podrían contribuir estudiantes internacionales cristianos como potenciales informantes, mentores y promotores antes y después que vuelvan a casa?

Las preguntas sobre la participación en el ISM, recursos y futuros eventos relacionados con el ISM pueden ser dirigidas a Dr. Yaw Perbi, Presidente de International Student Ministries Canadá, y Emma Brewster, SIM International Coordinator for Engaging the University, los nuevos cocatalizadores de Lausana para el ISM, en [email protected], y [email protected] respectivamente.

Notas

  1. Nota del editor: Hay un PDF que puede descargarse de https://www.lausanne.org/content/lop/lop-55.
  2. Nota del editor: Ver https://www.lausanne.org/gatherings/lausanne-ism-global-leadership-forum-charlotte17.
  3. Nota del editor: Ver el artículo de Sam George “¿Está Dios reviviendo a Europa a través de los refugiados? Cómo convertir la mayor crisis humanitaria en una de las mayores oportunidades misioneras” en el número de mayo de 2017 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2017-05-es/esta-dios-reviviendo-a-europa-a-traves-de-los-refugiados.
  4. Jonathan Bonk, “Thinking Small: Global Missions and American Churches”, Missiology (abril de 2000).
  5. Nota del editor: Ver el artículo de Allen Yeh “El futuro de la misión es de todas las personas a todos los lugares: una mirada a una misiología policéntrica” en este número del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2018-01-es/el-futuro-de-la-mision-es-de-todas-las-personas-a-todos-los-lugares.
  6. Nota del editor: Ver el artículo de Kent Parks “Cómo completar el 29% que falta de la evangelización del mundo: los movimientos formadores de discípulos como una solución bíblica, integral y radical” en el número de mayo de 2017 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2017-05-es/como-completar-el-29-que-falta-de-la-evangelizacion-del-mundo.
Print Friendly, PDF & Email

Leiton Edward Chinn ha estado movilizando a la iglesia para el ISM desde 1977 y completó un mandato de diez años como Catalizador de Lausana para el ISM en 2017. Sirvió como
Presidente de Association of Christians Ministering among Internationals [estudiantes] entre 1999 y 2008. Leiton está casado con Lisa Espineli Chinn, ex Directora Nacional del ISM de InterVarsity USA, que fue una estudiante internacional de posgrado procedente de Filipinas en Wheaton Graduate School.