Bienvenido al número de mayo del Análisis Mundial de Lausana, que está disponible también en inglés y portugués. Esperamos sus comentarios y opiniones sobre su contenido.

En este número presentamos dos artículos que analizan cómo debemos responder a la crisis de refugiados mundial, centrados en vivir la hospitalidad cristiana con los migrantes y acoger al Extranjero Mundial. También consideramos cómo la iglesia debería responder al crecimiento del nacionalismo religioso en Asia del Sur, y cómo el crecimiento de recursos de capacitación en oralidad puede promover la Gran Comisión.

Print Friendly, PDF & Email

“La crisis de refugiados actual es la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial”, escribe Cindy Wu (autora de A Better Country: Embracing the Refugees in Our Midst). Las guerras y los conflictos son las causas principales, pero existen otros factores, como las privaciones económicas, la degradación ambiental y la persecución. Al vernos enfrentados con este fenómeno global, ¿cómo podemos responder los cristianos? La Biblia ordena proveer caridad y hospitalidad a los extranjeros y forasteros. Por lo tanto, las personas que siguen a Jesús tienen un mandato especial para encarar la crisis de los refugiados. Sin embargo, las complejidades del sistema de refugiados y las preocupaciones por la seguridad nacional eclipsan a menudo el llamado a la justicia y a la misericordia. Aun cuando nuestra naturaleza humana nos haga recelosos de los extranjeros, Dios decretó que los extranjeros tenían derecho a su amor y preocupación, de modo que cuidar de los refugiados hoy no es meramente un asunto de compasión o de lástima, sino de justicia. Además, podemos identificarnos de algunas formas con los refugiados, porque nosotros, como ellos, somos forasteros, sin un hogar permanente en esta vida, y experimentamos a Dios a través de la hospitalidad ofrecida a los extranjeros, desafiándonos a ver a los refugiados no como una carga sino como un capital para nuestras comunidades. Podemos extender esta bienvenida a través de la hospitalidad típica de las comidas y la comunión, pero también a través de la defensoría y la educación. “Tenemos una oportunidad tremenda para compartir el amor de Dios y la luz de Cristo con personas de tierras muy lejanas que no recibirían este ministerio de otro modo”, concluye.

“El problema de la inmigración musulmana no muestra ninguna señal de desaparecer en el futuro próximo, tanto en Europa como en Norteamérica”, escribe Matthew Kaemingk (profesor adjunto de Ética Cristiana del Seminario Teológico Fuller). Los cristianos no pueden ignorar el problema. Entonces, ¿cómo deberían responder los cristianos? Durante los últimos 20 años la mayoría de los cristianos occidentales han reaccionado a la inmigración musulmana siguiendo las luces de la derecha o izquierda política, tratándolos ya sea con temor y sospecha o con paternalismo liberal y relativismo religioso. Sin embargo, las respuestas de la derecha y la izquierda a la inmigración musulmana son políticamente insostenibles y teológicamente insolventes. Existe, de hecho, una respuesta alternativa y singularmente cristiana a esta cuestión urgente que representa una oportunidad crucial para el servicio, el testimonio y la hospitalidad cristianos. El artículo presenta a cinco discípulos particulares que están encarnando un humilde testimonio alternativo. Esta crisis representa un espacio misiológico crítico en el cual la iglesia puede considerar nuevas oportunidades para el testimonio y la hospitalidad cristianos.  Estos discípulos están viviendo una teología de hospitalidad cristiana en medio del conflicto entre el islam y Occidente. Los cristianos en Occidente necesitan urgentemente más modelos de vulnerabilidad y testimonio del evangelio en medio de este conflicto mundial. “Los callejones sin salida de la derecha y la izquierda política exigen una imaginación renovada, moldeada por el evangelio, en este espacio misiológico crítico”, concluye.

“En toda la región de Asia del Sur, la religión es un componente importante de la identidad de una persona”, escribe Tehmina Arora (Asesora Principal de Asia del Sur para ADF International). En el pasado reciente, una creciente superposición entre el fundamentalismo religioso violento, el nacionalismo y el mayoritarismo han producido un crecimiento de la violencia y hostilidad hacia las minorías religiosas, especialmente los cristianos. La creciente violencia ha producido inseguridad y pérdidas de vidas y propiedades. También ha producido mayores restricciones del gobierno a la vida religiosa. Los principales factores que alimentan la violencia motivada por la religión son una cultura de impunidad que permite que la violencia colectiva quede sin castigar, la propaganda dirigida contra minorías religiosas y la imposibilidad de forjar identidades comunes entre ciudadanos. Los cristianos deben trabajar para fortalecer el estado de derecho, responder a la propaganda y forjar identidades comunes. En respuesta a la creciente superposición entre identidades religiosas y nacionalistas, y la violencia resultante contra minorías religiosas, la diversidad dentro de un cuerpo junto con el amor y respeto por diferentes miembros de ese cuerpo que representa la iglesia mundial es un modelo singular e importante para un mundo herido. Es imperativo que los cristianos sigan viviendo esto. “Los cristianos deben trabajar para fortalecer el sistema de administración de justicia y construir relaciones profundas y significativas en nuestros barrios y en la sociedad más amplia, y con las personas más vulnerables”, concluye.

“Cada vez más misioneros, ejecutivos de misiones, pastores y plantadores de iglesias transculturales están tomando conciencia y reconociendo que el Movimiento de Oralidad es un elemento transformador en la actualidad”, escribe Jerry Wiles (Director Regional de Norteamérica de la Red de Oralidad Internacional). De hecho, algunos reconocen ahora que la oralidad está cambiando el rostro de las misiones, y es uno de los avances más significativos en los últimos 500 años. El Movimiento de Oralidad busca redescubrir las formas más efectivas que han usado las personas para aprender, comunicarse y procesar información desde tiempos inmemoriales. Al volverse más visible y creíble el Movimiento de Oralidad, la comunidad académica se está interesando más y está buscando formas de involucrarse. Cuando participamos en un entendimiento más amplio del Movimiento de Oralidad, reconocemos la variedad de disciplinas académicas relacionadas con el universo general de la oralidad. A pesar del enorme volumen de investigaciones eruditas, tesis, disertaciones y documentos, parece haber una escasez de aplicación contemporánea en términos de estrategias de misión y de ministerio. Pero eso está cambiando ahora. La realimentación e informes de movimientos de base. Los informes y realimentación de juntas y agencias de misión están proveyendo datos nuevos y muy necesarios que pueden ser muy útiles para instituciones que implementan estudios de oralidad en seminarios y otras instituciones. Entre los aspectos multifacéticos del Movimiento de Oralidad, el liderazgo de ION está haciendo esfuerzos por hacer que la Gran Comisión sea el foco central. “Eso significa comunicar el evangelio y hacer discípulos, y hacerlo de formas que sean internacionales, transculturales y reproducibles para todos los lugares y todos los grupos poblacionales de la tierra”, concluye.

Esperamos que encuentre estimulante y útil este número. Nuestra meta en entregar análisis, información y perspectiva estratégicos y creíbles, para que, como líder, usted esté mejor equipado para la tarea de la evangelización mundial. Es nuestro deseo que el análisis de las tendencias y desarrollos actuales y futuros lo ayuden a usted y a su equipo a tomar mejores decisiones acerca de la mayordomía de todo lo que Dios ha confiado a su cuidado.

Envíe por favor cualquier pregunta y comentario acerca de este número a [email protected]. El próximo número del Análisis Mundial de Lausana saldrá en julio, cuando esperamos reexaminar el tema de cómo equilibrar la gracia y la verdad en nuestra aproximación a los musulmanes y el islam.

Print Friendly, PDF & Email

David Taylor trabaja como editor del Análisis Mundial de Lausana. Es analista de asuntos internacionales con un enfoque particular en Oriente Medio. Ha estado durante 17 años en el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del gobierno británico, la mayor parte de ellos centrado en Oriente Medio y el norte de África. Tras ello, pasó 14 años como editor en Oriente Medio y ayudante de editor del Daily Brief del Oxford Analytica. Ahora divide su tiempo entre el trabajo de consultoría para el Oxford Analytica, el Movimiento de Lausana y otros clientes, además de trabajar con Christian Solidarity Worldwide (CSW), Religious Liberty Partnership y otras redes sobre cuestiones de libertad religiosa internacional.