“El cristianismo consiste en lograr grandeza frente al odio del mundo”.[1] El rechazo de Leah Sharibu, de 15 años, a negar a Cristo y convertirse al islam, a costa de su libertad, es un ejemplo de lo que los cristianos están sufriendo en Nigeria.[2] La amenaza de convertirla en una esclava de por vida en cautiverio, por parte del Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP), una facción de Boko Haram, lo dice todo. Su caso y el de miles de personas asesinadas por su fe cristiana revela que los cristianos están bajo una severa persecución.[3] Sin embargo, las autoridades nigerianas siempre han minimizado o negado esta realidad.

La iglesia en Nigeria

7.2K

misioneros y una presencia misional en unos

196

países

La población de Nigeria está dividida en partes iguales entre musulmanes y cristianos.[4] La iglesia en Nigeria tiene uno de los movimientos evangélicos y misioneros más dinámicos de África y, de hecho, del mundo, con unos 7.200 misioneros y una presencia misional en unos 196 países.[5] Nigeria ha sido quitada de la lista de países con grupos poblacionales no alcanzados sin contactar (UUPG).

A pesar de esta vitalidad, el futuro de la iglesia en Nigeria está en juego debido a la persecución. Si bien el país no está oficialmente en guerra, lo que la iglesia está atestiguando equivale a una declaración de guerra contra los cristianos. Especialmente en áreas rurales, los cristianos son asesinados y desposeídos de sus tierras de cultivo ancestrales. Sus casas son quemadas y muchos han sido desplazados internamente o se han refugiado en países vecinos como Camerún, Níger y Chad. Otros están en cautiverio y esclavitud.

El gobierno alimenta a la comunidad pública e internacional con relatos y explicaciones del terror que son engañosos. Esto hace que sea imperativo proporcionar una explicación coherente y objetiva. Por cierto, la situación tiene consecuencias preocupantes para el futuro del cristianismo, no solo en Nigeria, sino en África y en todo el mundo.

La persecución ocurre en formas sistémicas, institucionalizadas y directas.

Persecución sistémica

La persecución ocurre en formas sistémicas, institucionalizadas y directas. “La persecución puede adquirir muchas formas diferentes. Existe, por supuesto, la forma obvia y dolorosa del daño físico. . . . La persecución también puede ser [más sutil]”.[6] Ocurre cuando los instrumentos del estado, en especial en el norte de Nigeria, se usan de diferentes maneras para apuntar a los cristianos y marginarlos.

Las formas difieren de un estado a otro, pero el patrón es casi predecible:

  • A los estudiantes cristianos se les niegan lugares para reunirse para orar, estudiar la Biblia y adorar.
  • A los cristianos se les niega el Certificado de Ocupación para terrenos donde ya hay edificios de iglesias.
  • Los secuestros y los matrimonios forzados de niñas cristianas jóvenes y menores de edad son frecuentes y están en aumento. La frecuencia se observa especialmente entre los pueblos no alcanzados maguzawa y los hausas que se convierten al cristianismo.

Para 2018, Boko Haram había matado a más de

20,000

personas y había desplazado a casi

2.6 M

Boko Haram y el ISWAP

Para 2018, Boko Haram había matado a más de 20.000 personas y había desplazado a casi 2,6 millones más.[7] El noreste ha sido la zona más afectada por los ataques a agentes estatales, musulmanes moderados y cristianos. El ISWAP se separó de Boko Haram en 2015 y juró lealtad al Estado Islámico.[8] Mantienen cautivos a Leah Sharibu y otros, y consideran que los cristianos deben ser su objetivo principal.

Ataques de los pastores fulanis

Desde 2015 han aumentado los ataques violentos, en su mayoría contra comunidades agrícolas dominadas por cristianos. Los pastores fulanis son mayormente nómadas, y los musulmanes han migrado y vivido pacíficamente con las nacionalidades étnicas del Cinturón Medio durante décadas.

El pastoreo de ganado, que una vez fue relativamente pacífico, hoy genera crimen y violencia, produciendo asesinatos y desplazamientos de miles de cristianos. El Índice Global de Terrorismo 2018 clasificó los ataques de los pastores fulanis como la segunda mayor amenaza de seguridad interna en Nigeria, después de la insurgencia de Boko Haram. El mismo grupo está clasificado como el tercer grupo terrorista más mortífero del mundo, después de Al-Qaeda y Boko Haram, y Nigeria ocupa el tercer puesto entre los países con mayor terrorismo del mundo, después de Afganistán y Siria.[9]

 

Estos ataques plantean una amenaza existencial para la iglesia en Nigeria y tienen implicaciones más amplias para la evangelización mundial.

Implicaciones más amplias

Estos ataques plantean una amenaza existencial para la iglesia en Nigeria y tienen implicaciones más amplias para la evangelización mundial. Sin duda, con el tiempo, lo que está sucediendo ahora afectará la propagación del evangelio a través de la iglesia nigeriana.

Muchos jóvenes cristianos están desanimados ante la injusticia sistémica y la falta de rectificación del gobierno. Algunos ven a la iglesia como impotente para contraatacar. Concluyen que los líderes de la iglesia son irrelevantes para la supervivencia y protección de ellos por no haber negociado con la clase política. En consecuencia, algunos están volviendo a la idolatría, el sincretismo, las religiones tradicionales africanas, las drogas y el ocultismo. De continuar esta situación, la declinación y la muerte última de la iglesia podrían ser cuestión de años.

Entretanto, los cristianos del norte, que han sufrido décadas de persecución y que han estado dispuestos a morir por su fe, están comenzando a experimentar fatiga y desaliento por la fe. Los persistentes ataques contra los cristianos están impulsando a algunos a optar por una respuesta militante.

Las implicaciones del terror llegan más allá de Nigeria. Estos retos etnorreligiosos se han convertido en un importante problema de seguridad subregional de África Occidental que ya afecta a Camerún, Níger y Chad. El veneno de Boko Haram se está extendiendo por toda la región y el continente, y África está bajo la amenaza de la islamización por parte de grupos inspirados en el Estado Islámico. ¡Pero Dios tiene la última palabra!

Cantidad de ataques terroristas y víctimas en 2016 y 2017, respectivamente:
PaísAtaquesMuertosHeridos
Burkina Faso 357740
 7711845
 
Mali 122285215
 196602347
 
Niger 60367143
 2019072
 
Nigeria 33131221159
 31221801018
 
TOTAL 54838511557
 60530901482
Fuente: ECOWARN y Global Terrorism Database

Respuestas cristianas

¿Cómo sirve la iglesia como testigo un contexto de persecución? Paradójicamente, los ataques no han logrado disuadir a los cristianos de asistir a la iglesia. Maiduguri, el epicentro de las actividades de Boko Haram en el noreste, está experimentando actualmente un aumento en la asistencia a la iglesia.

Muchas personas prefieren morir antes que negar su fe en Cristo, un ejemplo de la fe genuina.

Muchas personas prefieren morir antes que negar su fe en Cristo, un ejemplo de la fe genuina. Es sumamente reconfortante y tranquilizador. También ofrece el tipo de esperanza que solo se puede atribuir a la obra del Espíritu Santo y su presencia divina. En las palabras de un cristiano nigeriano anónimo:

Pueden tomar nuestros hogares, nuestras posesiones, nuestras familias, nuestras vidas. Pueden expulsarnos, como nos han expulsado antes. Pueden humillarnos y deshumanizarnos. Pero no pueden tomar nuestros pensamientos. No pueden tomar nuestros talentos. No pueden tomar nuestro conocimiento o nuestros recuerdos o nuestras mentes. De hecho, no pueden tomar nuestra fe o nuestro amor por Dios y su Reino en Nigeria.[10]

Los cristianos de todo el mundo deben demostrar el ministerio de la presencia: apoyo en oración y visitas físicas a la iglesia perseguida, incluida Nigeria.[11]

El camino a seguir: sobrevivir y prosperar

Los hijos de Isacar en 1 Crónicas 12:32 entendieron los tiempos y ayudaron a Israel a actuar con sabiduría. Deseo proponer pasos concretos, inspirados en el modelo de Nehemías, que guiarán a la iglesia a responder adecuadamente a los ataques terroristas y prosperar:

1. El llamado y la práctica de la oración: Neh 2: 4-6; Mt 26:41, Lc 18: 1.

Hay voces dentro de la iglesia que dicen: “hemos orado suficiente” o “la oración sin acción es inútil”. Creo que la oración y la acción no son mutuamente excluyentes. Podemos orar y actuar, pero la acción nunca debe sustituir a la oración. Jesús nos ordenó velar y orar, pero ni velar sin orar ni orar sin velar. La combinación refuerza la supervivencia de la iglesia. De manera extraña, la persecución purifica y fortalece a la iglesia. La iglesia nunca es débil cuando es atacada; se vuelve más fuerte. La oración en tiempos de persecución promueve el avivamiento, y el avivamiento promueve la supervivencia y la transformación.

2. Unidad infrecuente: Neh 2:18; Jn 17: 20-21

Una unidad infrecuente, tanto local como mundial, es necesaria para la supervivencia de la iglesia en Nigeria. La perceptible desunión entre los cristianos a lo largo de líneas étnicas y denominacionales a veces crea un ambiente propicio para que la persecución prospere. Los cristianos en solidaridad pueden lograr más. La iglesia necesita definir su misión y construir unidad en torno a una visión compartida. La iglesia mundial debe demostrar su amor por la iglesia perseguida a través de la solidaridad, la defensoría y la publicidad.

3. Defensoría y activismo: Neh 2: 16-20

La defensoría activista sistemática es vitalmente necesaria en un contexto de persecución debido a la violación fundamental del derecho a la vida que Dios nos ha dado. Cualquier forma de persecución que tienda hacia el genocidio viola la visión divina de crear a la humanidad en su diversidad y debe ser expuesta vigorosamente.[12] “Al final, recordaremos no las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos”.[13]

4. Estudio de situación y análisis de conflictos: Neh 2: 12-17

Se necesita una investigación empírica bien documentada sobre lo que está sucediendo a los cristianos en Nigeria y en todo el mundo, y especialmente el impacto de estos ataques en la demografía misional de la iglesia. La iglesia mundial podría ayudar de manera práctica en esto.

5. Supervivencia a través de la autodefensa: Neh 4 y 6: 15-16.

Nehemías movilizó de manera eficaz a su pueblo para defenderse de los ataques. Nunca les pidió que atacaran, pero les ordenó defender el trabajo y, por implicación, la tierra. La defensa de nuestras tierras ancestrales no debe confundirse con la defensa de la iglesia. Solo Dios puede defender su iglesia (Mt 16:18). Defender nuestras tierras ancestrales es imperativo; no debemos ser expulsados ​​de la tierra que Dios nos ha dado bajo ningún pretexto. No hay ningún mandato bíblico para realizar ataques de venganza o represalia. Sin embargo, la movilización de base para defender y vigilar nuestras comunidades a través de patrullas ciudadanas es necesaria.

6. Medidas de seguridad interna proactivas

Una mayor conciencia de seguridad ha obligado a las iglesias en muchas partes de Nigeria a adoptar medidas pragmáticas para protegerse. Los miembros de la iglesia se turnan para proporcionar seguridad junto con agentes de seguridad con el propósito de identificar a extraños que vienen a sus instalaciones. También actúan para evitar que los coches conduzcan directamente a sus instalaciones montando barricadas de bloques de hormigón y barras de hierro, y colocando troncos cargados con clavos afilados para pinchar los neumáticos de intrusos, especialmente terroristas suicidas. Esto está resultando ser una gran ayuda.

7. Diálogo y compromiso eficaz: Neh 6.

Nehemías era un “cristiano” en la política. Permitió que la Biblia dictara sus creencias, convicciones y acciones políticas, a diferencia de los políticos de hoy en día que son nominales y solo usan su religión para promover intereses políticos sin valores piadosos.

Nehemías se relacionó con sus oponentes de manera eficaz a través del diálogo, pero no porque fuera necio o transigente. Existe la necesidad de un diálogo interreligioso entre cristianos y musulmanes que trabajan juntos por la paz y la reconciliación. El clero cristiano debe evitar la potencial militancia de sus fieles y actuar conjuntamente contra los ataques de represalia de jóvenes cristianos. Mantener las líneas de comunicación abiertas siempre será positivo y promoverá esfuerzos sostenibles de construcción de la paz. Sin embargo, esta construcción debe estar afirmada en la justicia para las víctimas de la persecución.

Conclusión y recomendaciones

El terrorismo tal como lo conocemos hoy en África Occidental se nutre de la religión, la ignorancia y la desafección social. Los cristianos en Nigeria están siendo asesinados con una precisión dirigida, lo que representa una amenaza existencial para la iglesia. El virtual abandono de las misiones y la evangelización en algunas áreas afectadas representa un claro peligro. Para tener éxito en la lucha contra el terrorismo, los jóvenes a través de la división religiosa y étnica deben estar unidos en un trabajo proactivo para abordar este desafío existencial.

No podemos esperar para que los gobiernos pongan fin al ciclo de violencia en nuestras comunidades y naciones. Cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar. Jesús me ha motivado e inspirado en el papel que estoy desempeñando: “Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios” (Mt 5: 9). Afortunadamente, la esperanza de la iglesia en Nigeria permanece firmemente arraigada en el Dios que prometió: “Nunca te dejaré; jamás te abandonaré” (Heb 13: 5).

Notas

  1. San Ignacio de Antioquía.
  2. Enlace del video de clamor por Leah Sharibu: https://youtu.be/8hwT7ylZ0B4
  3. Nota del editor: Ver el artículo de John Azumah, “El desafío del islam radical” en el número de marzo 2015 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2015-03-es-2/el-desafio-del-islam-radical
  4. En 1963, la población total de cristianos era del 36 por ciento. En 2001, era del 40 por ciento. Para 2008, aumentó a 46 por ciento y a 48,3 por ciento en 2010. Una investigación reciente de Pew Forum sobre la distribución regional de cristianos en Nigeria estimó que la población de cristianos era ahora del 50,8 por ciento (más de 80 millones). La matanza sostenida de cristianos comenzó en 2009. Se requiere investigación para determinar el impacto de estos ataques.
  5. Nigeria Evangelical Missionary Association (NEMA).
  6. “Amenazas a la fe cristiana en la Nigeria contemporánea”, discurso inaugural de Mathew Hassan Kukah, obispo católico de la diócesis de Sokoto, en una conferencia en Lagos, el 16 de junio de 2018.
  7. Internal Displacement Monitoring Center (IDMC): GRID Report.
  8. https://es.wikipedia.org/wiki/Boko_Haram.
  9. http://saharareporters.com/2018/12/07/nigeria-ranked-3rd-most-terrorised-global-nation
  10. Amy Harmon, Sand and Ash, http://www.goodreads.com/work/quotes/47395935-from-sand-and-ashes.
  11. Nota del editor: Ver el artículo de Yousaf Sadiq, “¿Cómo debemos responder a la persecución de los cristianos?”, en el número de enero de 2019 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2019-01-es/como-debemos-responder-a-la-persecucion-de-los-cristianos
  12. Nota del editor: Ver el artículo de Ewelina Ochab, “Las atrocidades del Estado Islámico”, en el número de marzo 2019 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2019-03-es/las-atrocidades-del-estado-islamico
  13. Rdo. Dr. Martin Luther King Jr, pastor bautista, movimiento de derechos civiles de EE.UU.
Print Friendly, PDF & Email

Gideon Para-Mallam fue Secretario Regional de la Fraternidad Internacional de Estudiantes Evangélicos (IFES) en África de Habla Inglesa y Portuguesa (2008-2017), y actualmente es Embajador de IFES para la Asamblea Mundial de 2019. Con sede en Jos, Nigeria, Gideon también participa en la construcción de la paz y la defensoría de causas de justicia social a través de The Gideon & Funmi Para-Mallam Peace Foundation.