En octubre de 2018, un par de amigos punyabíes me invitaron a almorzar y me presentaron a un pastor cristiano de origen sij punyabí (creyente de trasfondo sij, o SBB). Nos contó cómo llegó a la fe en Jesús leyendo la Biblia de principio a fin. Decidió seguir a Jesús, se bautizó y se inscribió en un instituto bíblico. Como consecuencia, fue discipulado y capacitado para la evangelización y el ministerio. Me sentí movido a orar intencionalmente por los sijes de mi comunidad y a acercarme a ellos, que habían sido dispersados por todo el mundo.

Mi recorrido con los sijes

La primera vez que me encontré con sijes de niño fue en el sur de Filipinas. Aun en un pueblo joven y remoto, tuve compañeros sijes cuyos padres trabajaban en el negocio de las finanzas. En la década de 1970, en Manila, conocí a muchos sijes en mis cursos universitarios de ingeniería. Cuando mi joven familia llegó a Canadá en 1981, las primeras personas que conocimos en el aeropuerto fueron sijes punyabíes. El Dr. J. D. Payne escribe sobre “los extraños de al lado”, incluidos mis vecinos sijes punyabíes, a los que menciona como un gran grupo poblacional no alcanzado en América del Norte.[1] Cuando reflexiono, puedo ver cómo Dios ha estado moldeando mi corazón para el pueblo sij a lo largo de mi vida.

En 1988, cuando la primera congregación filipina que pastoreé en Edmonton quería comprar su primera propiedad, eligió la propiedad del gurdwara de la Sociedad Siri Guru Singh Sabha, en el oeste de la ciudad. Tras dos años de uso del edificio, cuando la congregación decidió renovarlo, los diáconos encontraron, incrustadas entre los muros divisorios, las imágenes de los diez “maestros espirituales” que contribuyeron al establecimiento del sijismo.[2] Descubrimos que los propietarios originales tenían planes para que la propiedad sirviera como un gurdwara, y querían que esas imágenes fueran una fuente de enseñanza y protección para su comunidad. En ese momento no sabía que Dios había estado orquestando providencialmente las cosas para que yo viviera y trabajara entre los sijes, uno de los mayores grupos poblacionales no alcanzados y no contactados de la diáspora.[3]

Los sijes son seguidores del sijismo, una religión monoteísta fundada en Punyab, India, en 1469, por Gurú Nanak Dev.

¿Quiénes son? ¿Dónde están?

Los sijes son seguidores del sijismo, una religión monoteísta fundada en Punyab, India, en 1469, por Gurú Nanak Dev. Hoy, el sijismo es la quinta religión más grande del mundo. Se estima que hay 27 millones de seguidores del sijismo en India y en todo el mundo.[4] Aunque la mayoría de los sijes se encuentran en Punyab y otros estados del norte de la India, un gran número se encuentra en la diáspora:

  • Según World Atlas, Canadá, el Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Malasia tienen la mayor cantidad de sijes fuera de India.[5]
  • También se registran poblaciones considerables en Kenia, Uganda, Tanzania, Tailandia, Italia y Mauricio.[6]
  • Según M. Sudhir, en su trabajo sobre Filipinas, actualmente hay más de 50.000 sijes en ese país.[7]

El centro sij de culto y vida social es el gurdwara. Los gurdwaras están presentes en comunidades donde hay grandes poblaciones de sijes.

A diferencia de los hindúes, que son politeístas, los sijes, como los cristianos, son monoteístas. Además, como el cristianismo, el sijismo enseña que todos los humanos son creados iguales y hace hincapié en una vida de adoración, disciplina y servicio. Estos puntos comunes proporcionan puentes para la discusión y la construcción de relaciones.

En los últimos años, ha habido cada vez más informes de sijes que han decidido seguir a Jesús en India y en las comunidades de la diáspora. Dos sijes que decidieron seguir a Jesucristo y luego se convirtieron en destacados ministros del evangelio son Sadhu Sunder Singh y Bhakt Singh.

Además, los sijes son influyentes en todas las esferas de la sociedad. En Canadá, por ejemplo, tenemos sijes representados en todos los niveles de gobierno[8] y en todos los sectores del ámbito laboral. Para el impacto del reino, donde hay sijes, los creyentes deben relacionarse con ellos y llevarlos al “gurú supremo”, Jesucristo. La evangelización por la amistad es una metodología probada y utiliza herramientas de evangelización y discipulado disponibles. Sin embargo, la apologética también es necesaria para defender la fe cristiana.

The gurdwara, Harmandir Sahib in Amritsar, India

La respuesta del Movimiento de Lausana

Al terminar mi mandato como catalizador de Diásporas del Movimiento de Lausana, tuve una gran alegría recientemente al ver el abrazo de los sijes por parte del Movimiento, evidenciado en el apoyo a la primera Consulta Mundial sobre Sijes (GSC) patrocinada por el Movimiento de Lausana.[9]

No menos de 68 participantes de diez países participaron en la consulta, celebrada en Edmonton, Alberta, en octubre de 2019. Fueron recibidos en Edmonton por un comité organizador que incluía a dos canadienses de origen indio, cuatro filipino-canadienses y un chino-canadiense.

Aunque el sijismo es la quinta religión más grande del mundo, con adherentes muy dispersos a nivel mundial, no existe un catalizador del Movimiento de Lausana y, antes de la GSC, ninguna red mundial entre los SBB.

La GSC fue convocada por dos razones fundamentales:

1. Foco tardío

Aunque el sijismo es la quinta religión más grande del mundo, con adherentes muy dispersos a nivel mundial, no existe un catalizador del Movimiento de Lausana y, antes de la GSC, ninguna red mundial entre los SBB. En los 45 años anteriores, el sijismo solo había sido mencionado brevemente dos veces en documentos de Lausana.[10] Hasta donde sabemos, nunca había habido un solo documento, artículo o vídeo de Lausana centrado en el tema del sijismo. Por lo tanto, esta consulta debería haberse hecho hace mucho tiempo. Se escuchan informes anecdóticos sobre el movimiento de Dios entre los sijes punyabíes en el país y en el extranjero. Si esto es cierto, la iglesia mundial debe ser convocada para orar y ayudar a dar recursos a estos nuevos creyentes en Cristo.

2. Semillas sembradas

Algunos SBB dicen que los gurús sij tomaron prestada parte de sus enseñanzas morales y éticas de la Santa Biblia. Después de más de 500 años, las “semillas” plantadas en las vidas de estas personas están ahora germinando, y algunas están dando fruto. Si esta observación es correcta, los cristianos necesitan acelerar la siembra de semillas, el discipulado, la plantación de congregaciones locales y el desarrollo del liderazgo entre los SBB.

Estos factores por sí solos justificaban una consulta especial.

Resultados concretos

Los resultados tangibles incluyen la adopción del Llamamiento de Edmonton,[11] la formación del Grupo de Trabajo Sij de Lausana (LSWG) y la designación del 12 de noviembre como Día Mundial de Oración por los Sijes. Además, un nuevo recurso de evangelización, Have You Heard, está desarrollando una versión sij.[12]

Muchos participantes comentaron con entusiasmo sobre la GSC. Algunos dijeron que se sintieron desafiados y conmovidos al ver la pasión y la dedicación mostrada por los filipinos y chinos que trabajan tan duro para alcanzar a los sijes. También se sintieron animados al saber que muchos fieles obreros de la viña se estaban acercando a amigos sijes de todo el mundo. Como resultado, se comprometieron a elaborar estrategias y a poner en práctica ministerios entre los sijes, movilizando a los cristianos y a las iglesias locales para acercarse a ellos y discipularlos.

Otros dijeron que valoraban la conexión con personas de ideas afines y la oportunidad de orar juntos para que el Señor envíe trabajadores en la cosecha para que el Reino de Dios crezca entre los sijes. Fueron bendecidos por estar en un lugar donde se reunieron tantos que estaban acercándose a los sijes y adorar a Jesús con tantas de estas personas de todo el mundo.

La GSC fue una respuesta a la oración para muchos, dándoles una nueva motivación para mantenerse enfocados en los sijes.

La GSC fue una respuesta a la oración para muchos, dándoles una nueva motivación para mantenerse enfocados en los sijes. Una persona se sintió tan animada al ver el trabajo de Dios entre los sijes, especialmente en África y Filipinas, que decidió construir una red de ministerios internacionales que trabajan entre los sijes. Otros consideraron que habían aprendido mucho de otros participantes acerca de los desafíos y las oportunidades para relacionarse con los sijes.

Un líder dijo que, como resultado de la consulta, su ministerio había asumido seis nuevas iniciativas: designar el jueves como día de oración para los sijes, organizar oraciones especiales en los días de festivales sijes, desarrollar literatura evangélica para los sijes en la lengua punyabí y en escritura devanagari (hindi), trabajar en módulos de capacitación para llegar a los sijes, alentar a los SBB y empoderar a las mujeres de origen sij.

La SGC fue sin duda un evento exitoso, pero había enfrentado serios desafíos, de los que se desprenden importantes lecciones:

  • La visión fue lanzada y puesta en práctica sin fondos garantizados. El desánimo en medio de la incertidumbre financiera es real, pero el bolsillo de Dios es profundo. Confiar en Dios es mejor que confiar en “caballos y carros”. El cumplimiento de la Gran Comisión no debe retrasarse debido a una financiación limitada.
  • Antes y durante el evento, los organizadores experimentaron una tremenda oposición. El convocante experimentó un extraño accidente automovilístico que podría haber sido trágico, un miembro del comité fue asaltado a punta de pistola en su negocio en los suburbios de Edmonton y, durante el último día de la consulta, el tesorero del comité y jefe de logística sufrió un ataque cardíaco masivo que puso en peligro su vida. Es interesante observar que estos tres organizadores eran de origen filipino y chino. Estaban sirviendo a la causa de Jesús más allá de sus propias tribus.

Me pregunto ahora sobre el significado de las imágenes de los diez gurús sij, descubiertas entre las paredes divisorias del edificio de la iglesia filipina que habían comprado a la sociedad sij. ¿Qué quiso decir el apóstol Pablo cuando escribió a los Efesios: “Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales” (Ef 6:12)?

Dios ha orquestado la plantación de la “semilla” en los corazones de muchos sijes en India y en los que están dispersos fuera de su tierra natal.

Implicaciones

La “invitación a la oración” de la consulta por el pueblo sij sería un buen punto de partida para tratar de relacionarse con los sijes en la evangelización por la amistad:

  • Oremos por una renovada convicción de que cada sij —hombre y mujer, adulto, joven y niño— necesita descubrir a Jesús como el camino, la verdad y la vida.
  • Oremos por creatividad dirigida por el Espíritu para identificar nuevas estrategias para llegar a los sijes, y para formar varias comunidades de seguidores de Jesús que sean accesibles para diferentes tipos de sijes.
  • Oremos por humildad y amor hacia los compañeros de trabajo en Cristo, y por la capacidad de encontrar nuevas formas de colaborar unos con otros como líderes siervos.
  • Oremos por una nueva visión para el ámbito laboral, y por los sijes en el lugar de trabajo, para ver el impacto del reino en cada esfera de la sociedad donde se encuentran los sijes.

Dios ha orquestado la plantación de la “semilla” en los corazones de muchos sijes en India y en los que están dispersos fuera de su tierra natal. Debemos ser valientes y persistentes en nuestro ministerio a los 27 millones de sijes, seguidores de la quinta religión más grande del mundo. La iglesia mundial debe abrir sus puertas, extendiendo hospitalidad y amistad. El Movimiento de Lausana se compromete a movilizar “a toda la iglesia para llevar todo el evangelio a todo el mundo”.[13] Apoyemos al LSWG en las oraciones y de manera práctica, ayudando a este joven movimiento a convertirse en un catalizador de ideas, levantando influenciadores para las misiones mundiales.

Notas

  1. See J. D. Payne, Strangers next Door Immigration, Migration and Mission (Westmont, IL: IVP Books, 2012).
  2. See Sikhism Religion of the Sikh People, accessed December 29, 2019, https://www.sikhs.org/10gurus.htm
  3. Editor’s Note: See article by Sadiri Joy Tira, entitled, ‘Diasporas from Cape Town 2010 to Manila 2015 and Beyond, in March 2015 issue of Lausanne Global Analysis https://www.lausanne.org/content/lga/2015-03/diasporas-from-cape-town-2010-to-manila-2015-and-beyond.
  4. For more on Sikhism, read Ed Stetzer’s post, https://www.christianitytoday.com/edstetzer/2012/august/standing-with-sikh-community-today.html?share=
  5. Ameber Pariona, ‘Countries With The Largest Sikh Populations’. WorldAtlas, https://www.worldatlas.com/articles/countries-with-the-largest-sikh-populations.html (accessed January 1, 2020).
  6. Ibid.
  7. M. Sudhir, ‘Research Reports: Philippines’, Global Sikh Consultation. October 24, 2019.
  8. Notably, Jagmeet Singh, party leader of the federal New Democratic Party, a major party in Canada, and Harjit Singh Sajjan, federal Liberal party politician, current Member of Parliament and Minister of National Defence and a Member of Parliament.
  9. See www.sikhconsultation.ca and read https://www.christianitytoday.com/edstetzer/2019/november/global-sikh-consultation-calling-sikhs-to-christ.html.
  10. See Lausanne Occasional Papers no. 14 and no. 55 at https://www.lausanne.org/category/content/lop.
  11. Read The Edmonton Appeal at https://www.lausanne.org/content/the-edmonton-appeal
  12. View the Jewish version of HaveYouHeard at https://haveyouheard.ca
  13. Read more at https://www.lausanne.org/content/whole-gospel-whole-church-whole-world

Sadiri “Joy” Tira (DMiss, Western Seminary; DMin, Reformed Theological Seminary) es el Coordinador del Grupo Estratégico de Lausana sobre la Diáspora Norteamericana. También se desempeña como Especialista en Misionología en Jaffray Centre for Global Initiatives en Ambrose University and Seminary (AUS), Calgary, AB, Canadá; forma parte del Consejo Asesor de Gospel-Life.net en el Centro Billy Graham de Wheaton College en Illinois, EE.UU., y de la Junta Directiva de SIM (Canadá) y MoveIn International. Joy contribuye a Gospel Life, un recurso del Billy Graham Center (http://www.Gospel-Life.net/) y a "The Exchange with Ed Stetzer" (https://www.christianitytoday.com/edstetzer/) de Christianity Today.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*