La pandemia del COVID-19 ha estimulado a los líderes de iglesias de todo el mundo a hacer preguntas inquisidoras sobre la vida de la iglesia. Cuando salgamos de la crisis y entremos quizás en una “nueva normalidad”, ¿deberían las congregaciones repensar el discipulado, la misión y la iglesia? Si es así, la experiencia de las “expresiones frescas” ofrece un recurso para este autoexamen.

Han estado surgiendo “expresiones frescas de la iglesia” en Europa, América del Norte, Australia, Sudáfrica y Corea del Sur, con interés en otras partes de África y Asia. Son nuevas comunidades cristianas entre personas que en su mayoría están fuera de la iglesia institucional.

Ejemplos estimulantes

Wildwood United Methodist Church, en Florida, ha cultivado más de 14 de estas comunidades en los últimos ocho años. Incluyen:

Arts for Love

entusiastas del arte que se reúnen para orar, adorar y crear arte juntos.

Blessing Bags

un grupo que adora y ora mientras recolecta y distribuye artículos esenciales para personas sin hogar.

Connect

una iglesia para niños con actividades divertidas, desayuno, historias de Jesús y adoración, reunidos en Martin Luther King Jr. Community Center.

Faithfully Fit

entusiastas de la salud que se reúnen en el parque para orar, hacer devocionales y caminar.

Paws of Praise

una iglesia para los amantes de los perros que se reúnen en el parque para perros local para orar, adorar, leer la Biblia y jugar.

Shear Love at Soul Salon

un salón de belleza de rápido despliegue que ofrece cortes de pelo gratis, oración y una reflexión bíblica.

Tattoo Parlor Church

tatuajes basados en la fe mientras las personas interesadas adoran a Jesús con la Santa Comunión.

Trap Stars for Jesus

traficantes de drogas antiguos y actuales aprenden a iniciar negocios legítimos, con oración y Biblia incluidos.

Skate. Pray. Repeat.

un grupo de amigos que se reúnen en pistas cubiertas y exteriores para patinar, orar y compartir su fe.

Church 3.1

jóvenes profesionales se reúnen para correr 5k (3.1 millas), y luego oran y conversan sobre uno o dos versículos de la Biblia.

Pequeños equipos de cristianos aman y sirven a la gente fuera de la iglesia y forman una comunidad con cada uno de estos grupos. A las personas se les muestra a Jesús con sensibilidad como parte de una vida más plena. A medida que avanzan hacia la fe, evolucionan en comunidades de adoración allí donde están, pero forman parte del cuerpo más amplio de Cristo.

Su comienzo y crecimiento


by the Church of England

El lenguaje de las «expresiones frescas» fue introducido en 2004 por el seminal Informe de la Iglesia en forma de Misión de la Iglesia de Inglaterra,[1] que describía los nuevos tipos de comunidades cristianas que estaban surgiendo, e instaba a la Iglesia a apoyarlas. El Informe se convirtió en uno de los más influyentes de la historia reciente de la Iglesia de Inglaterra. Los evangélicos han estado a la vanguardia de estas nuevas comunidades, pero el interés se ha extendido más ampliamente, incluso dentro del Consejo Mundial de Iglesias.

La Iglesia de Inglaterra aspira a plantar un promedio de una “expresión fresca de la iglesia” por parroquia para 2030. United Methodist Church of Florida aspira a plantar 500 en cinco años. La Iglesia Protestante de los Países Bajos (PKN) tiene actualmente más de 100 equipos pioneros en «expresiones frescas».

Fundamentos teológicos

Las “expresiones frescas de la iglesia” se definen por cuatro valores teológicos:

Missional. Participan en la misión de Dios de alcanzar al mundo, especialmente a los que están fuera de la iglesia.

Contextual. Así como el Hijo de Dios, en Jesús, se sumergió en la cultura de la Palestina del primer siglo, ellos habitan en las culturas de las personas a las que sirven, demostrando amor práctico, compartiendo el evangelio y formando nuevas comunidades de fe contextualizadas.

Transformador. En obediencia a la Gran Comisión, a través del Espíritu buscan transformar a las personas a la semejanza de Cristo.

Eclesial. No son escalones hacia una congregación existente. Más bien, empiezan nuevas comunidades de adoración donde las personas ya están, en medio de sus vidas cotidianas. Afirman la importancia teológica de la iglesia trayéndola al corazón de la existencia diaria.

Un método misionero

El siguiente diagrama, conocido como “El ciclo de amar primero”, describe cómo surgen la mayoría de las «expresiones frescas».

Por ejemplo, Sue conoció a otros padres y madres en la puerta de la escuela. Al escucharlos, descubrió que a muchos les gustaría pasar más tiempo juntos.

Así que, como expresión de amor, hizo arreglos para que se reunieran los jueves por la mañana en la sala del personal de la escuela. Ella proporcionó café, jugo de frutas y medialunas. Los padres vieron un video sobre temas de la vida desde una perspectiva cristiana discreta y compartieron sus reacciones.

Con el tiempo, Sue notó que algunos de ellos se estaban interesando en Cristo. Así que compartió a Jesús comenzando un estudio bíblico exploratorio el martes por la mañana. La reunión del jueves continuó.

Poco a poco los miembros del grupo de los martes aprendieron a orar y comenzaron a adorar de forma sencilla. Se entusiasmaron cuando la iglesia tomó forma entre ellos, pero lamentaban que sus compañeros y amigos en el trabajo y sus hijos en la escuela no estaban involucrados.

De modo que repitieron el ciclo comenzando una reunión para estas personas los sábados por la tarde con actividades para todas las edades, comida y algunos aportes cristianos.

Por supuesto, ¡la vida es más desprolija que un diagrama! Así que los círculos pueden superponerse, amontonarse unos sobre otros, suceder en un orden diferente, y a veces los equipos vuelven a una etapa anterior.

Aun así, un número creciente de equipos están usando “El ciclo de amar primero” como un mapa para planear su viaje, reconocer cuán lejos han viajado y decidir dónde irán después.

Misión integrada

Cada círculo muestra un aspecto del reino de Dios.

Escuchar
respeta al otro, un valor del reino.
El amor
puede tomar la forma de cuidado pastoral, preocupación por el medio ambiente o la promoción de la justicia social, todos rasgos del reino.
La comunidad
es parte integral del reino.
Compartir a Jesús
implica conversaciones sobre la persona que anunció el reino de Dios.
La iglesia
y el reino se convertirán en uno cuando Jesús regrese.
Repetir
da testimonio de la naturaleza expansiva del reino, que es como una semilla que crece para formar un enorme árbol (Mateo 13:31-32).

En consecuencia, un círculo no es un mero escalón hacia otro. Cada círculo tiene valor de reino en sí mismo y continúa a medida que se añaden más círculos.

Además, el Gran Mandamiento (amar a los demás) y la Gran Comisión (compartir el evangelio) se reúnen en una única e integrada forma de misión.

“El ciclo de amar primero” resuena con las cinco marcas de la misión, utilizadas en algunos círculos:

Hablar
a otros sobre Jesús.
Eseñar
y bautizarlos en la fe.
Atender
las necesidades pastorales de la gente.
Transformar
las estructuras injustas de la sociedad.
Valorar
el mundo natural.

El ciclo incluye y extiende estos elementos. Y lo que es más importante, los une en un proceso. En lugar de enumerar los ingredientes de la misión integrada, ofrece un camino para llegar allí. Las marcas son reemplazadas por pasos.

Aquí tenemos, entonces, una de las contribuciones de las “expresiones frescas”. En lugar de que las diferentes dimensiones de la misión florezcan después de iniciada una nueva congregación, están presentes a lo largo del nacimiento de la congregación.

Misión en todas partes

Aunque todavía hay mucho que aprender, para la iglesia mundial el significado de las “expresiones frescas” es que pueden apoyar la misión en casi cualquier contexto.[2]

  • ¿La misión en el trabajo? Han surgido nuevas comunidades cristianas entre trabajadores de oficina, pacientes de un consultorio y (donde está permitido) en las escuelas.
  • ¿Misión entre personas sin hogar? ¿Mujeres abusadas? ¿Solicitantes de asilo? ¿Adolescentes drogadictos? ¿Personas con dificultades de aprendizaje? Un pequeño equipo puede prestarles atención, amarlos, construir una comunidad con ellos, presentar a Jesús a los interesados, animar a que surja una comunidad cristiana segura y afirmadora, y llevar esta comunidad como una ofrenda a la iglesia en general.
  • ¿Acción misional para el medio ambiente o la justicia social? Los cristianos pueden escuchar a las personas fuera de la iglesia que comparten su preocupación, encontrar maneras de trabajar juntos, formar una comunidad mientras lo hacen y explorar cómo la espiritualidad cristiana puede añadir color a su participación compartida.
  • ¿Misión a toda la vida? ¿Deporte? ¿Paseos de perros? ¿Cantar? ¿Reparar bicicletas? Las “expresiones frescas” se conectan con estos y otros intereses.
  • ¿Misión en una aldea? ¿Un pueblo pequeño? ¿En un vecindario carenciado? ¿O dentro de una minoría étnica? Los nuevos encuentros cristianos están dando voz a estos escenarios.
  • ¿Misión a través de la plantación de iglesias convencionales? Las «expresiones frescas» también juegan un papel aquí. Cuando la nueva iglesia se establece, los miembros pueden preguntar “¿A quiénes no estamos alcanzando?” y comenzar “expresiones frescas” entre ellos. Para personas con discapacidades mentales o físicas, o trabajadoras sexuales, o taxistas, o migrantes del mismo país, una pequeña comunidad dedicada a ellos puede ser justo lo que necesitan. Más adelante, los líderes pueden formar un equipo de estas comunidades para iniciar otra iglesia en una zona diferente.

Las “expresiones frescas” revelan a Cristo en cualquier lugar, con cualquier persona.

Las “expresiones frescas” revelan a Cristo en cualquier lugar, con cualquier persona. Efesios 1:23 promete que cuando Cristo regrese, llenará, o completará, todas las cosas. Cuando los cristianos, como el cuerpo de Cristo, comienzan nuevas comunidades cristianas en los múltiples escenarios de la vida, prefiguran este futuro. Demuestran que no hay ninguna esfera en la que Cristo y su iglesia no puedan hacer su hogar.

Un joven adulto de Pittsburgh, Pennsylvania, describió cómo se había criado en una familia cristiana. Al final de su adolescencia se alejó de la iglesia. Le encantaban los juegos de computadora. En uno de ellos tenía que aumentar de peso para cruzar un puente. Un mensaje le decía que podía cruzar el puente gratis si veía un video. El video trataba sobre la gracia.

El joven lo vio y luego fue invitado a un grupo de estudio bíblico en línea, al que asistió. Más tarde, se volvió a conectar con la iglesia fuera de línea. Cristo puede estar presente en forma comunal en cada sección de la vida, ¡incluso en un juego de computadora!

Ambas por igual

En la mayoría de los casos, las “expresiones frescas” pueden entenderse como comunidades o congregaciones de una iglesia existente.

En la mayoría de los casos, las “expresiones frescas” pueden entenderse como comunidades o congregaciones de una iglesia existente. No son mejores que las congregaciones tradicionales. Las complementan.

Las congregaciones más antiguas se conectan con personas que se encuentran en los márgenes de la iglesia. Salvaguardan y transmiten la tradición. Las “expresiones frescas” articulan la tradición de manera innovadora para contextos no alcanzados. Ambas pueden florecer juntas en el amor y el apoyo mutuos.

A medida que el trabajo continúa entendiendo las implicaciones teológicas de estas nuevas comunidades, ¿podemos anticipar con gratitud una “economía mixta” de congregaciones tradicionales, congregaciones revitalizadas con formas nuevas y creativas de culto, plantaciones de iglesias tradicionales y expresiones frescas?[3]

Notas

  1. Graham Cray, ed., Mission-Shaped Church (London: Church House Publishing, 2004).
  2. Nota del editor: Ver el artículo de Allen Yeh “El futuro de la misión es de todas las personas a todos los lugares”, en el número de enero 2018 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2018-01-es/el-futuro-de-la-mision-es-de-todas-las-personas-a-todos-los-lugares
  3. Fresh expressions have been criticized theologically by Andrew Davison and Alison Milbank, For the Parish: A Critique of Fresh Expressions (London: SCM, 2010); John M. Hull, Mission-Shaped Church: A Theological Response (London: SCM, 2006); John Milbank, ‘Stale Expressions: The Management-Shaped Church’, Studies in Christian Ethics 21:1 (2008), 117-28; Martyn Percy, ‘Old Tricks for New Dogs? A Critique of Fresh Expressions’ in Evaluating Fresh Expressions: Explorations in Emerging Church, ed. Louise Nelstrop and Martyn Percy (Norwich: Canterbury, 2008), 27-39. For a response see Michael Moynagh, Church for Every Context: An Introduction to Theology and Practice (London: SCM, 2012); Fresh Expressions in the Mission of the Church: Report of an Anglican-Methodist Working Party (London: Church House Publishing, 2012).

El Rdo. Dr. Michael Moynagh es un ministro de la Iglesia de Inglaterra con sede en Wycliffe Hall, Oxford, y es un destacado teólogo de las expresiones frescas. Sus libros incluyen Church for Every Context (2012), Being Church, Doing Life (2014), y Church in Life: Innovation, Mission and Ecclesiology (2017). Puede ser contactado en [email protected].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*