Noor (nombre cambiado por motivos de seguridad) estaba acostumbrado a una vida peligrosa luego de décadas en una región altamente volátil que le gusta llamar la “tierra media” de Asia Central. Ahora que había vuelto a Canadá con su esposa, no quería que sus años de experiencia y conocimiento se echaran a perder y se desaparecieran en una jubilación. ¿Por qué no implementar una nueva estrategia para el reino usando Facebook, algo que el grupo poblacional que había adoptado usa abundantemente?

Ahora Noor se encontraba nuevamente en las conocidas calles polvorientas del bazar en una breve visita, esperando encontrarse cara a cara con Ahmad (nombre cambiado), un nuevo amigo que se había puesto en contacto con él a través de la página de Facebook diciendo: “Soy como tú, ¡encontrémonos!”.

Naturalmente, había un alto de nivel de sospecha a ambos lados, pero los riesgos obvios valían la pena. No había duda de que Ahmad sabía que Noor era un seguidor de Isa al Masih y estaba usando su presencia en línea para hablar de Jesús y sus enseñanzas a miembros de un grupo poblacional especialmente difíciles de comprometer con el evangelio que aún están en su país de origen, además de incontables otros desplazados en el exterior.

A través de chats de voz y texto de Facebook Messenger, el plan era que Noor se encontrara con Ahmad en su tienda ubicada en una de los mercados más concurridos de todo el país. Había llegado el momento, y Noor pasaba desapercibido, con una barba y una vestimenta a la manera del lugar, mientras miraba al otro lado de la calle hacia el lugar que había acordado Ahmad.

“¿Ahmad?”, preguntó al hombre en el idioma del lugar mientras entraba en la tienda pequeña y mal iluminada. Un joven levantó la mirada y contestó: “No, ¿qué puedo hacer por usted?”. “Solo dígale a Ahmad que el viejo pasó para saludar. El de Facebook”.

Después, Noor se retiró, pero no pudo dejar de notar que los ojos del ayudante seguían cada movimiento suyo. ¿Había sido reconocido como un extranjero? ¿Sospechaba el asistente alguna mala intención contra su empleador? ¿Estaba simplemente loco este extranjero?

Pasó media hora y Ahmad llamó por teléfono con instrucciones adicionales. “Encontrémonos en la tienda de té; no es bueno que nos veamos en mi tienda”. Tuvieron una hora fascinante de discusión profunda y espiritual, en parte desde las Escrituras. Dieciocho meses después, Ahmad comenzó a testificar: “Creo lo que usted dice acerca de Jesús”.

¡Qué alegría es para Noor y Ahmad compartir la travesía, al igual que cientos de otros que se encuentran en varias etapas de explorar las afirmaciones de Jesús! Noor se considera un simple siervo y mensajero de Dios que arriesga su vida y está dispuesto a dejar de lado su horario de sueño y comodidad para publicar, interactuar y finalmente encontrarse con las personas que parecen estar más interesadas en las Buenas Nuevas de un huso horario que no podría ser más opuesto al suyo.[1]

Frustraciones y mensajes contradictorios

Sin embargo, a pesar del éxito que está viendo con los hombres, los esfuerzos por relacionarse con mujeres a través de una página que ayudó a crear a su esposa se han estancado. Las políticas de Facebook han chocado con su deseo y necesidad de no ser completamente público con su identidad, y los cambios constantes de los algoritmos y los esfuerzos de publicidad dirigidos a seguidores religiosos específicos prestan mayor confusión a la escena.

Al ingresar nativos digitales en el ministerio al exterior y aun al familiarizarse las generaciones mayores con la actividad en línea, el potencial para encontrar e impactar a personas para la eternidad parece estar superando los riesgos.

Aumentando las dificultades de Noor, la organización internacional a la que pertenece ha estado alentando a sus trabajadores a desvincularse activamente de las redes sociales y la presencia en línea antes de salir al exterior a fin de protegerse de una potencial focalización, que podría producir encarcelamiento, expulsión o aun muerte. Su organización no es la única que desea mantener a salvo a sus trabajadores, a la vez que los alienta a ser pioneros en nuevas obras y a pensar de manera innovadora a fin de alcanzar a las personas con el evangelio. Esto presenta mensajes muy contradictorios.

No obstante, ahora parece que la marea está cambiando. Al ingresar nativos digitales en el ministerio al exterior y aun al familiarizarse las generaciones mayores con la actividad en línea, el potencial para encontrar e impactar a personas para la eternidad parece estar superando los riesgos.

Capacitación y entrenamiento básicos

Otro esfuerzo de largo plazo situado en un país árabe también aprovecha Facebook para encontrar “personas de paz”. Después de haber superado las etapas de prueba iniciales, su refinamiento lo ha llevado a un sistema de rastreo y calificación sofisticado (usando un programa de Gestión de Relación con Clientes) que ha incorporado equipos de plantadores de iglesias cuyo único foco es seguir los contactos logrados a través de canales de las redes sociales. Ahora ofrecen una plataforma de capacitación y entrenamiento en línea, intentando documentar lo que han aprendido y ayudar a otros a formular un proceso de 10 pasos para usar las redes sociales para nutrir un Movimiento de Discipulado.[2]

Snapchat

26%

de los adolescentes saudíes usaban


1/3

de todos los usuarios de Internet en el mundo usan YouTube

Si bien Facebook claramente controla la mayor parte del mercado de las redes sociales, Snapchat ofrece un perfil atrayente para quienes se centran en Arabia Saudita y la península arábiga. Este reino es el mayor usuario de Snapchat en todo el mundo. Un estudio de 2015 reveló que el 26 por ciento de los adolescentes saudíes usaban la app.[3] Pero está mayormente inexplorada en el mundo del ministerio, y su reputación original como una app de “sexting” sigue ahuyentando a las personas con mentalidad de ministerio.

La revolución del video

YouTube es usado por casi una tercera parte de todos los usuarios de Internet en el mundo. Se encuentra en 88 países y puede ser accedido en 76 idiomas diferentes.[4] La influencia y el alcance potenciales para cualquiera que tenga un smartphone y un plan no tiene precedentes en la historia humana. Para el año 2019, el tráfico de video por Internet para consumidores en el mundo dará cuenta del 80 por ciento de todo el tráfico por Internet para consumidores.[5]

Reconociendo esto, un proyecto de medios de vanguardia basado en la región del Cáucaso dio a conocer una serie de películas breves centradas en el tema del perdón. Su estrategia se apoyó fuertemente en Facebook y YouTube con “grupos de discusión de principios de perdón” ubicados estratégicamente. Además de exhibiciones de películas en distintas localidades, más de 400 personas han asistido a estos grupos y se sienten involucrados y empoderados para hablar de las dificultades de perdonar, cómo reconciliarse y cómo encontrar paz unos con otros. Desde estos grupos, 40 han pasado a ser voluntarios para el movimiento, con una proporción de 50/50 entre creyentes y personas interesadas, donde estos últimos están más cerca de conocer al Príncipe de Paz y el perdón.

Estas estadísticas son asombrosas cuando uno piensa en el potencial para alcanzar a quienes aún no conocen a Jesús en todo el mundo.[6] Aun en áreas remotas que están fuera de línea, los dispositivos móviles se han vuelto comunes. Pero las tarifas de datos no asequibles y una pobre cobertura significan que cualquier buena estrategia deberá incluir un componente fuera de línea, tomando en cuenta estrategias de compartición de medios que incluyen tarjetas microSD, Bluetooth o aun enrutadores de wi-fi listos para transmitir contenidos centrados en el evangelio a transeúntes.

¿Dónde comenzar?

Los cristianos que participan en esfuerzos de extensión ciertamente están comenzando a reconocer el potencial, pero muchos simplemente no saben dónde o cómo comenzar.[7] Es ahí donde grupos como Mobile Ministry Forum[8] pueden ser de ayuda. Esta colaboración de profesionales del ministerio de varias agencias de misión ha compaginado guías gratuitas descargables y cursos en línea asequibles para ayudar, y hay oportunidades de capacitación en línea disponibles si uno sabe a quién preguntar y dónde buscar.

Muchos ministerios están comenzando a tomar nota de una conferencia anual de medios/misiones que acaba de cumplir su séptimo año. Si bien prefieren mantenerse anónimos para el público, el boca a boca ha estado corriendo sin duda, produciendo 725 participantes de 193 organizaciones y 63 países en abril de 2018.

En un país del sudeste asiático, un grupo de cristianos del lugar que abarcan varias denominaciones y ministerios se centra en las personas que tienen sueños de un hombre vestido de un blanco resplandeciente, un fenómeno que ha sido informado en todo el mundo musulmán en el cual Jesús a menudo aparece y habla a musulmanes dándoles una escritura o indicándoles que hagan ciertas cosas que los llevan a él. Su campaña ha atraído probablemente a 1000 personas interesadas a través de varias campañas combinadas.

Cuando otro profesional se enteró de esto mientras asistía a la conferencia de medios indicada previamente, se creó un intento de duplicar algo similar para un público de Oriente Próximo. Pero las respuestas (incluyendo las prometedoras y no tan prometedoras) fueron tan abrumadoras que el sitio tuvo que ser cerrado hasta un tiempo posterior en que una mayor infraestructura, que incluía trabajar junto con creyentes del lugar, pudiera ser implementada.

Los extranjeros en un país anfitrión a menudo se esfuerzan por responder de una forma natural y local, y frecuentemente tienen diferentes puntos de vista sobre el estilo de los medios y los gustos locales. En áreas sensibles la población del lugar que puede ser incluida en estos esfuerzos para alcanzar a las personas es también mucho mejor para determinar quiénes son sinceros y quiénes podrían ser una amenaza.

Es importante reconocer que una estrategia de redes sociales para llegar a las personas no es universal. Lo que funciona en un lugar podría fracasar fácilmente en otro. Los hábitos de medios locales deben ser estudiados lo más posible.

Hábitos de medios locales

Es importante reconocer que una estrategia de redes sociales para llegar a las personas no es universal. Lo que funciona en un lugar podría fracasar fácilmente en otro. Los hábitos de medios locales deben ser estudiados lo más posible. Una “hoja de datos de medios digitales” o una “evaluación móvil” que describan factores como uso de Internet, las principales app descargadas por país y los canales de redes sociales y apps de mensajes más populares ayudarán a restringir la variedad de plataformas conviene considerar. Eso, junto con mucha observación de amigos del lugar, ayudará a determinar las vías más provechosas a seguir.

A medida que las apps de mensajes como WhatsApp, Messenger, WeChat, Line y otras siguen diluyendo las líneas entre las redes sociales y los mensajes, una cantidad incalculable de grupos están surgiendo a diario que se alientan entre sí en la Palabra aun en lugares donde el evangelio no puede ir legalmente. La iglesia persa está explotando dentro de las fronteras de Irak gracias en parte de Telegram y al uso generalizado de Redes Privadas Virtuales (VPN) que buscan proteger la actividad en línea de los ojos curiosos del gobierno. Sin duda será interesante ver cómo la comunidad cristiana maneja una prohibición oficial de Telegram (el ministro de telecomunicaciones habría dicho que 40 millones de iraníes usan Telegram, la mitad de la población). Siempre parece haber un camino alternativo.

A medida que se incrementan las redes sociales, especialmente en el mundo mayoritario, muchos en Occidente se encuentran cada vez más desilusionados. Algunos están convencidos de que es imposible que surja algo bueno del uso de las redes sociales en base a las fracturas y divisiones que producen, especialmente ante las recientes diferencias políticas. Si bien Facebook tiene un potencial sin precedentes de juntar personas, ideas y grupos, puede igual de fácil degenerar y volverse una tarima que raramente cambia la opinión de alguien.

Dios está obrando, y lo está haciendo a través la tecnología que inventa y a veces hace tropezar al hombre.

Sin embargo, Dios está obrando, y lo está haciendo a través la tecnología que inventa y a veces hace tropezar al hombre. Como otros evangélicos de todo el mundo, mi esperanza es que podamos trabajar para redimir más de este espacio digital. Los resultados del reino solo están comenzando a evidenciarse aquí en la tierra. Nunca sabremos el verdadero impacto en esta vida y, como ocurre con la gran velocidad de la tecnología, este artículo pronto parecerá obsoleto mientras los seguidores de Jesús avanzan para experimentar con las herramientas modernas que tienen a su disposición.

Notas

  1. Email [email protected] for more details on this.
  2. See http://kingdom.training.
  3. See http://www.arabnews.com/saudi-arabia/news/835236.
  4. See https://www.youtube.com/yt/about/press/.
  5. See https://marketinghy.com/2017/09/video-marketing-stats-every-business-know-2018/.
  6. Nota del editor: Ver el artículo de Kent Parks “Cómo completar el 29% que falta de la evangelización del mundo” en el número de mayo 2017 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2017-05-es/como-completar-el-29-que-falta-de-la-evangelizacion-del-mundo
  7. Nota del editor: Ver el artículo de Lars Dahle “Implicación en los medios: una tarea misionológica global” en el número de enero 2014 del Análisis Mundial de Lausana https://www.lausanne.org/es/contenido/aml/2014-01-2/implicacion-en-los-medios-una-tarea-misionologica-global
  8. mobileministryforum.org.
Print Friendly, PDF & Email

Tim C es el fundador de un grupo de trabajo en red de profesionales de medios independientes con un corazón por el trabajo en el exterior. Pasó más de una década trabajando en el África subsahariana, participando en producción de medios y desarrollo espiritual y comunitario con comunidades musulmanas, y está basado ahora en el noroeste del Pacífico, EE.UU.