Bienvenido al número de noviembre del Análisis Mundial de Lausana, que está disponible también en inglés y portugués, y en formato de audio en inglés. Esperamos sus comentarios y opiniones sobre su contenido.

En este número analizamos los problemas de la salud mental y el trauma como una prioridad urgente de la misión para la iglesia, aprendemos lecciones de Taiwán sobre cómo movilizar a los cristianos para la misión, consideramos la cultura blanca y cómo modela la forma en que hacemos la misión global, y exploramos las redes sociales y su potencial en el ministerio a los no alcanzados.

“La iglesia mundial está comenzando a reconocer los problemas de salud mental . . . como una prioridad importante del ministerio”, escriben Gladys Mwiti (fundadora y CEO del Centro de Psicología Transformacional y Trauma de Oasis Africa) y Bradford Smith (decano de Artes y Ciencias y de la Facultad de Bellas Artes en Belhaven University). A menudo pensamos solo en el asesoramiento individual como el mejor enfoque. Sin embargo, cada vez más los enfoques basados en la comunidad están siendo identificados como esenciales; y las iglesias, como comunidades de fe donde las personas pueden encontrar seguridad y ayuda en tiempos de necesidad, pueden cumplir un papel clave. Quienes sufren de problemas de salud mental constituyen una de los mayores campos de misión para la iglesia en todo el mundo. Probablemente ningún segmento de la sociedad en todo el mundo encaje mejor con la descripción de “estos mis hermanos más pequeños”. A menudo un pastor es la primera persona que llama una familia cuando hay una crisis de salud mental. Pero los pastores a menudo son reacios a hablar acerca de la enfermedad mental desde el púlpito o sienten que no están preparados para hacerlo. Un tema prioritario en la salud mental mundial es proveer cuidado a quienes han experimentado sucesos traumáticos. Un enfoque teológicamente equilibrado reconoce la realidad del trauma y el sufrimiento, pero luego abraza medios de sanación y vida únicos que permiten el crecimiento postraumático a lo largo del tiempo. Dios, en su abundancia, ha colocado a iglesias de manera estratégica para suplir las necesidades de quienes tienen problemas de salud mental, incluyendo a los que sufren de las heridas de traumas. Es esencial que sigamos comunicando que la salud mental es una alta prioridad, y que trabajemos juntos para tratarla. “Abordar los temas de salud mental y el trauma podría ser una de las más urgentes y emergentes prioridades dentro de la misión integral de la iglesia mundial”, concluyen.

“El cristianismo ha experimentado un gran crecimiento desde que llegó a las costas de Taiwán hace 150 años”, escribe Ray Peng (presidente de United Mission of Taiwan). Hoy hay unas 4000 iglesias en toda la isla, junto con numerosas organizaciones, medios, empresas editoras y prestigiosos seminarios cristianos. Sin embargo, aún hay mucho trabajo por hacer para responder plenamente a la Gran Comisión. Si bien tiene abundantes recursos, la iglesia taiwanesa tiene una mentalidad introspectiva y estrecha. Enfrentamos obstáculos considerables para desafiar a los cristianos taiwaneses para la misión. No obstante, con este propósito hemos conectado exitosamente a iglesias, denominaciones, organizaciones paraeclesiales, organizaciones de misiones y cristianos individuales, usando las redes sociales y las tecnologías de la información y la comunicación. Además, en Taiwán tenemos un nicho especial para servir como una plataforma de recursos para el mundo de habla china más extendido. Durante los últimos 20 años hemos experimentado que la ola de misiones transculturales no es una mera consigna sino algo concreto. El avance logrado ha sido un esfuerzo conjunto que involucró a todas las potenciales partes interesadas. Conferencistas en seminarios, candidatos para las misiones, veteranos en el campo, intercesores y aun maestros de Escuela Dominical, todo juegan un papel importante en la transformación de la iglesia para que sea misional. Estamos ansiosos por ver un “ecosistema de misiones” que llegue de la iglesia china como un todo en el futuro próximo. “Quiero invitarlo a tomarse de nuestras manos en la gran empresa de despertar a las iglesias dormidas en todo el mundo y finalizar la tarea que tenemos por delante”, concluye.

“Quisiera enfocarme específicamente en el impacto de la cultura blanca sobre la misión y cómo determina la forma en que damos testimonio de Cristo y su reino”, escribe Daniel Hill (fundador y pastor principal de River City Community Church, Chicago). Una de las razones por las que puede ser difícil para quienes somos blancos reconocer la presencia de la cultura blanca es que se ha vuelto la forma “normal” a través de la cual juzgamos a todas las demás culturas. Es real, y si no aprendemos a reconocerlo, la cultura blanca permanecerá como la norma incuestionada mediante la cual todas las demás culturas son evaluadas en nuestros esfuerzos misionales. Sin embargo, normalizar la cultura blanca palidece en comparación con el más profundo de los problemas. Fuimos creados a la misma imagen y semejanza de Dios. Sin embargo, el constructo social de la raza fue diseñado sobre el relato de que algunos seres humanos son más valiosos que otros, y que ser blanco es el pináculo de la jerarquía racial. A fin de avanzar, tenemos que aprender a ver la cultura blanca, aumentar nuestra comprensión de la intersección entre el constructo de la raza y el desarrollo de la cultura blanca, profundizar nuestro análisis teológico del constructo de la raza y examinar las formas en que lo blanco ha dado forma a la misión mundial. “Debemos reexaminar constantemente nuestros supuestos y enfoques, y asegurarnos de que no se mantengan cautivos de ideologías blancas. Debemos aprender a liberarnos de esa cautividad por el bien de dar un testimonio auténtico y poderoso de Cristo y su reino”, concluye.

“Al ingresar nativos digitales en el ministerio al exterior y aun al familiarizarse las generaciones mayores con la actividad en línea, el potencial para encontrar e impactar a personas para la eternidad parece estar superando los riesgos”, escribe Tim C (profesional de medios). Algunos ministerios aprovechan Facebook para encontrar “personas de paz”. Si bien Facebook claramente controla la mayor parte del mercado de las redes sociales, Snapchat está prácticamente inexplorado en el mundo del ministerio. YouTube es usado por casi una tercera parte de todos los usuarios de Internet en el mundo. Para el año 2019, el tráfico de video por Internet para consumidores en el mundo dará cuenta del 80 por ciento de todo el tráfico por Internet para consumidores. Estas estadísticas son asombrosas cuando uno piensa en el potencial para alcanzar a quienes aún no conocen a Jesús en todo el mundo. Aun en áreas remotas que están fuera de línea, los dispositivos móviles se han vuelto comunes. Los cristianos que participan en esfuerzos de extensión ciertamente están comenzando a reconocer el potencial, pero muchos simplemente no saben dónde o cómo comenzar, y es importante reconocer que una estrategia social para llegar a las personas que funciona en un lugar podría fracasar fácilmente en otro. Como otros evangélicos de todo el mundo, mi esperanza es que podamos trabajar para redimir más de este espacio digital. Los resultados del reino solo están comenzando a evidenciarse aquí en la tierra. “Nunca sabremos el verdadero impacto en esta vida y, como ocurre con la gran velocidad de la tecnología, este artículo pronto parecerá obsoleto mientras los seguidores de Jesús avanzan para experimentar con las herramientas modernas que tienen a su disposición”, concluye.

Esperamos que encuentre estimulante y útil este número. Nuestra meta en entregar análisis, información y perspectiva estratégicos y creíbles, para que, como líder, usted esté mejor equipado para la tarea de la evangelización mundial. Es nuestro deseo que el análisis de las tendencias y acontecimientos actuales y futuros lo ayuden a usted y a su equipo a tomar mejores decisiones acerca de la mayordomía de todo lo que Dios ha confiado a su cuidado.

Queremos finalizar con un agradecimiento y reconocimiento a Todd Johnson (profesor adjunto de Cristianismo Mundial y director del Centro para el Estudio del Cristianismo Mundial en Gordon-Conwell Theological Seminary) quien ha renunciado a sus funciones como editor colaborador del AML y miembro de la Junta Asesora Editorial del AML a fin de dedicarse más plenamente a su trabajo en la tercera edición de World Christian Encyclopedia. Todd cumplió un papel clave en la formulación y el posterior lanzamiento del AML en 2012, y desde entonces ha sido una fuente invalorable de ideas para artículos, contactos con autores, orientación general y sabiduría para nosotros.

Envíe por favor cualquier pregunta y comentario acerca de este número a [email protected]. El próximo número del Análisis Mundial de Lausana saldrá en enero.

Print Friendly, PDF & Email

David Taylor trabaja como editor del Análisis Mundial de Lausana. Es analista de asuntos internacionales con un enfoque particular en Oriente Medio. Ha estado durante 17 años en el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del gobierno británico, la mayor parte de ellos centrado en Oriente Medio y el norte de África. Tras ello, pasó 14 años como editor en Oriente Medio y ayudante de editor del Daily Brief del Oxford Analytica. Ahora divide su tiempo entre el trabajo de consultoría para el Oxford Analytica, el Movimiento de Lausana y otros clientes, además de trabajar con Christian Solidarity Worldwide (CSW), Religious Liberty Partnership y otras redes sobre cuestiones de libertad religiosa internacional.

Contenidos relacionados