Lausana España: misión en el lugar de trabajo

Conclusiones y propuestas de trabajo -por áreas- del Movimiento de Lausana en España, tras el encuentro realizado en El Escorial en noviembre de 2016.

RESUMEN DEL COMPROMISO DE CIUDAD DEL CABO.

El trabajo no es consecuencia de la maldición de Génesis. Es una estructura de Creación previa a la Caída. Dios es el primer trabajador de la Biblia. En palabras de Jesús: “Mi Padre hasta el día de hoy trabaja y yo también trabajo”. “Y todo lo que hagáis hacedlo como para el Señor”: no debemos hacer distinción entre lo sagrado y lo secular. No hay esferas que no pertenezcan al Señor del universo. El trabajo tiene valor intrínseco. Sin el trabajo no se podría vivir en la tierra después de la caída. Dos cosas a evitar en el trabajo: – El trabajo no debe ser idolatrado, convertido en un absoluto.-No debo menospreciar el trabajo Con el trabajo podemos colaborar con Dios en deshacer las consecuencias del pecado, y por lo tanto participar en la misión de Dios. El trabajo no es toda mi misión, pero es parte de mi misión. La iglesia debe capacitar a los santos para el ministerio (=debe incluir la totalidad de la vida, y por lo tanto también el trabajo).

A.- ¿Cuál es la situación en España de este tema? Listar la problemática y escoger aquellos puntos que valoremos como más necesitados de intervención. Es necesario profundizar en la teología/cultura del trabajo debido a que el concepto del trabajo en España no ha sido históricamente positivo. Puede que la situación de desempleo tan extendido en los últimos 40 años esté cambiando la percepción de los españoles, de maldición a privilegio. Es frecuente que la población tenga énfasis poco equilibrados. El concepto de vocación y trabajo están muy relacionados, sin embargo, observamos factores que lo pueden distorsionar: En una situación de alto desempleo estructural hay personas que no pueden trabajar en aquello que es su vocación. Nos hacemos algunas preguntas en tanto que cristianos: En este contexto, ¿en qué consiste el llamamiento de Dios? ¿El Señor nos llama a permanecer en el puesto de trabajo en el que estamos? ¿Cuándo es correcto cambiar? Lo que parece claro es que nos llama a ser sal y luz allí donde trabajamos, incluso en puestos de trabajo muy abrasivos. Precisamos una revisión del concepto de trabajo: una visión más amplia, no únicamente las relaciones laborales remuneradas, sino incluir también el trabajo voluntario, el estudio, el cuidado de familiares, etc. Desempleo y la escasez de trabajo remunerado están produciendo un problema de identidad en aquellos que carecen de él. Si lo que somos está ligado a nuestro trabajo y a nuestros éxitos, ¿qué son los desempleados, los jubilados, aquellos que encadenan trabajos precarios hasta el infinito? Necesitamos conceptos de identidad menos ligados a factores obtenidos por los éxitos, sino recibidos por factores que son permanentes como familia, tierra o nuevo nacimiento en Cristo. Importancia de que la iglesia sea alternativa y forme a los miembros en la enseñanza bíblica  del trabajo. Grandes retos del futuro: Llegada masiva de grandes contingentes de inmigrantes, refugiados, etc. Si no tenemos sociedades que hayan recibido un fuerte impacto del evangelio, las tensiones pueden ir en aumento, generando reacciones e inestabilidad social. Recibimos con lo que somos. Desarrollo de la automatización, que implicará la desaparición de miles de puestos de trabajo en Occidente.

B.- ¿Cuál es la situación en la Iglesia y cómo ésta podría contribuir para revertir las consecuencias del mal en esta área concreta? Fortalezas Dificultades Muchos la vivimos como refugio en un ambiente que, a veces, es hostil. La iglesia debería refugiar, pero también enviar. La iglesia tiene un efecto sanador y transformador no sólo en personas sino en las estructuras dañadas por el pecado. Buena valoración de los grupos profesionales (que son una extensión de la iglesia), ya que a veces la iglesia local no tiene la capacidad de ayudar en los aspectos específicos de cada uno de las profesiones. Los grupos profesionales cristianos tienen la habilidad de juntar a aquellos que están enfrentando una misma problemática, estudiar juntos las Escrituras para proveer respuestas y orar los unos por los otros. Un exceso de individualismo que hace que las personas tengan que ir a sus trabajos sin la cobertura y el acompañamiento de una comunidad de soporte. La Biblia tiene buenos principios para aplicar en el puesto de trabajo, pero falta intencionalidad en la enseñanza. Al enseñar y predicar no miramos a los que son iglesia como trabajadores sino como asistentes al culto. Al no mirarles como trabajadores, no proveemos demasiadas respuestas para el entorno en el que pasan la mitad de la vida. La iglesia debe capacitar a los santos para el ministerio, considerando al trabajo como un ministerio. Muchos cristianos no tienen una concepción global de la vida, no perciben el trabajo como ministerio y la consecuencia es que trabajan para lo que ve el ojo, por el sueldo y no como una extensión de lo que Dios desea que sea hecho, el cumplimiento de la voluntad de Dios.

C.- ¿Qué tres medidas concretas habría que empujar en los próximos tres años para ver resultados reales en la sociedad? Equipar mejor a los pastores y al conjunto de la iglesia para una correcta teología del trabajo y del llamamiento. Tenemos materiales y recursos en español: PorFinEsLunes , IglesiaEnElTrabajo, etc. Deberíamos ser capaces de incidir en los seminarios y facultades teológicas para generar una concepción más integral y más misional de la Iglesia. Ello nos permitiría cambiar la percepción del trabajo como parte de la Misión de Dios. Promover desde nuestros ministerios la producción de materiales que analicen y reflexionen sobre la realidad laboral en este país. Recuperar el tono profético de denuncia hacia una situación insostenible. La denuncia debe ser amplia: incluir tanto la situación de los trabajadores como de los empresarios, la crisis de las empresas, los malos trabajadores, la ética en el mundo laboral y empresarial. Favorecer, a su vez, modelos positivos de vida misional en el lugar de trabajo enfocando en historias reales de aquellos que están trayendo transformación social, restauración, etc. a través de sus trabajos. Dar a conocer las redes profesionales existentes o grupos de apoyo en el contexto de la ciudad y de los centros de influencia (o contextos cercanos en el caso de ciudades pequeñas o medio rural). Sugerir a los ministerios juveniles que transmitan a los jóvenes el concepto del trabajo como un ministerio.

Print Friendly, PDF & Email

Date: 01 Jun 2018