En nuestro mundo cada vez más interconectado, Dios está uniendo a la iglesia como nunca en la historia para acelerar el avance del evangelio hacia todos los pueblos. Dios ha diseñado el Cuerpo de Cristo para que trabaje conjuntamente. Cuando lo hacemos, concede bendición y vida eterna (Salmo 133). La colaboración en el Reino ha logrado reducir la duplicación de esfuerzos, maximizar los recursos del Reino y unir a diversos grupos para resolver problemas complejos que no pueden ser abordados por organizaciones individuales.

Imaginamos un futuro en el que cada ministerio trabaje en unidad con los demás para cumplir la misión de Dios, en el que el Norte global y el Sur global colaboren eficazmente, los recursos y el crédito sean compartidos, y las estrategias de misión se desarrollen conjuntamente para que todo el evangelio pueda llegar a todo el mundo.

La Red de Colaboración en el Ministerio, en asociación con visionSynergy, desarrolla líderes que están excepcionalmente preparados para ese futuro. Proporcionamos entrenamiento, capacitación y recursos que equipan a líderes cristianos con las habilidades y el conocimiento para construir redes de misión efectivas. Nuestros recursos incluyen cursos, seminarios web, libros, artículos, guías y otras publicaciones.

La asociación en la misión no tiene que ver sólo con la eficiencia. Es el resultado estratégico y práctico de nuestro común sometimiento a Jesucristo como Señor. Con demasiada frecuencia hemos abordado la misión de formas que priorizan o preservan nuestras propias identidades (étnicas, denominacionales, teológicas, etc.) y no hemos sometido nuestras pasiones y preferencias a nuestro único Señor y Amo. La supremacía y centralidad de Cristo en nuestra misión deben ser más que una confesión de fe; deben regir también nuestra estrategia, nuestra práctica y nuestra unidad. El Compromiso de Ciudad del Cabo II-F-2,

Puede encontrar más materiales en la versión en inglés de esta página.