De los más de 2 mil millones de niños en el mundo, la mayoría no han sido alcanzados. Hay una gran necesidad de un enfoque intencional en el discipulado a largo plazo para ayudar a los niños a comprender el gran cuadro de la Biblia y la parte que tienen ellos en la gran historia de Dios.

Los niños y los jóvenes son la Iglesia de hoy, no meramente de mañana. Los jóvenes tienen un gran potencial como agentes activos en la misión de Dios. Representan un enorme reservorio subutilizado de influenciadores sensibles a la voz de Dios y dispuestos a responderle. Nos regocijamos en los excelentes ministerios que sirven entre los niños y con ellos, y anhelamos que este tipo de trabajo se multiplique, ya que la necesidad es tan grande. Como vemos en la Biblia, Dios puede usar, y usa, a niños y jóvenes –sus oraciones, sus perspectivas, sus palabras, sus iniciativas– para cambiar corazones. Representan una “nueva energía” para transformar el mundo. Escuchemos su espiritualidad de niños y no la apaguemos con nuestros enfoques racionalistas de adultos. El Compromiso de Ciudad del Cabo II-D-5

Como miembros de un cuerpo de iglesia local, compuesto por pastores, miembros de la iglesia, trabajadores de niños, maestros de escuela, abuelos, padres, jóvenes y niños, ¿qué podemos hacer para ayudar a los niños a convertirse en discípulos de Jesús que se desarrollan y se mantienen activos toda la vida?

La Red Temática de Los Niños y la Evangelización de Lausana se compromete a conectar a líderes e influenciadores de niños con ideas, recursos y entre ellos para ver que niños de todas partes caminen con Jesús:

 

Print Friendly, PDF & Email

Puede encontrar más materiales en la versión en inglés de esta página.